Desempleo completa ya 11 meses al alza

En mayo, el desempleo nacional fue de 11,7 por ciento, 0,9 puntos más que el registrado en igual mes del año pasado, lo que aumentó a 2’447.000 el número de desocupados. Al mismo tiempo, según la información del Dane, los ocupados sumaron 18’546.000, lo que significó un incremento de 851.000 personas. De esta manera, el desempleo completó 11 meses subiendo sin parar, desde junio del año pasado.

POR:
julio 01 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-01

El aumento simultáneo del desempleo y la ocupación obedece a que más personas están saliendo a buscar un puesto de trabajo, pero la aminorada actividad económica no logra engancharlos a todos; por esto, en mayo los desocupados se incrementaron en 297.000. Para el trimestre marzo-mayo, la tasa de desocupación pasó de 11,1 a 11,9 por ciento, 283.000 personas más sin nada que hacer, al tiempo que el número de ocupados aumentó en 656.000 hasta 18’375.000. En ese periodo, la mayor variación en el renglón de los ocupados se presentó en los trabajadores familiares sin remuneración (23,5 por ciento), los patronos o empleadores (11,8 por ciento), el servicio doméstico (8 por ciento), los obreros o empleados particulares (6,3 por ciento) y los trabajadores por cuenta propia (2,8 por ciento), mientras que los jornaleros o peones tuvieron una reducción de 22,1 por ciento y los obreros y empleados del Gobierno, 8,9 por ciento. Para el mismo trimestre, el desempleo en los jefes de hogar pegó un salto de 5,3 por ciento en el 2008 a 6,4 por ciento este año. Este es uno de los grupos de la población donde la desocupación tiene los efectos más perversos, porque obliga a otros miembros del hogar a salir a buscar trabajo con el fin de tratar de compensar la pérdida de ingresos aumentando la presión sobre el mercado laboral. No obstante, para ese segmento de trabajadores (jefes de hogar) no se ha diseñado una política de empleo que les dé una mediana estabilidad económica a las familias y no se produzcan retiros escolares (colegio y universidades, principalmente) o que los cónyuges de quienes pierden el empleo no se vinculen a la fuerza laboral. La ciudad con el mayor nivel de desempleo en el periodo marzo-mayo, fue Pereira que marcó 20,7 por ciento; el retorno al país de miles de trabajadores, la reducción de las remesas del exterior y las dificultades de la cadena textil-confección han afectado negativamente el mercado laboral en esa capital. En términos generales, el Gobierno le apuesta al ‘plan de choque’ de los 55 billones de pesos en inversión para proteger el empleo. Así se observan las ciudades Con 18,2 y 17,4 por ciento de desocupación en Iba- gué y Pasto, respectiva- mente, pusieron a estas capitales en el segundo y tercer lugar en desem- pleo; Bucaramanga y Cúcuta, registraron las menores tasas; la deso- cupación en Bogotá se situó en 11,6 por ciento. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido