Desempleo y deudas frenarán el PIB, asegura el Banco de la República

El Emisor dice que el deterioro del mercado laboral limitará el consumo privado. Fedesarrollo estima que el alto nivel de deuda de los hogares reducirá su capacidad de compra.

Finanzas
POR:
abril 05 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-05

Luego de superar los efectos de la crisis internacional, con un leve crecimiento de 0,4 por ciento en el PIB en el 2009, este año el consumo privado, una de las principales variables llamadas a impulsar la recuperación de la economía, tendrá dos obstáculos al frente.

En su informe al Congreso, la Junta Directiva del Banco de la República advirtió que el consumo privado estará limitado por circunstancias adversas, siendo la principal de ellas el deterioro que podría seguir registrando el mercado laboral, con un muy reducido o nulo crecimiento del empleo formal en el presente año. Según el Emisor, esta situación no sólo limitará el crecimiento del consumo privado, sino que lo llevará a situarse por debajo de su promedio histórico.

Para la autoridad monetaria, si bien el consumo público volverá a influir en el crecimiento del PIB, es claro que lo hará en menor proporción que el privado. No obstante esta barrera, el Banco de la República confía en que los efectos de la reducción de tasas de interés del año pasado sigan produciendo un impacto positivo en el consumo privado en el 2010.

Por eso, señala el documento, este efecto se dará de varias formas, entre ellas la reducción del valor de los recursos que destinan las personas a pagar deudas, y en el aumento en la demanda por crédito para financiar gasto.

Entre tanto, Fedesarrollo señaló que el consumo de los hogares, que en el 2009 creció 0,1 por ciento, sentirá el efecto de la reducción de tasas de interés, pero éste se reduciría no sólo por la precaria situación del mercado laboral, sino porque los hogares enfrentan la recuperación con altos niveles de endeudamiento.

De acuerdo con el centro de estudios económicos, el Banco de la República estima que la carga financiera de los hogares (la suma del pago de intereses y amortizaciones dividida sobre los salarios) fue 22,4 por ciento en el 2009, mientras que en el 2002 alcanzaba apenas un 13 por ciento.

Este alto endeudamiento sería la razón del lento aumento del crédito de consumo (con un crecimiento de 2,8 por ciento real en enero), haciendo evidentes los problemas de demanda de los hogares, porque la oferta de recursos del sistema financiero se mantiene.

Este año la evolución de la economía depende más del sector privado que del público, porque el gasto estatal tendrá un recorte equivalente a 1,1 por ciento del PIB, con el fin de garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas.

El Banco de la República espera, que la recuperación del PIB, que comenzó a observarse desde el segundo semestre del año pasado, continúe y que la economía crezca entre el 2 por ciento y el 4 por ciento este año.

La inversión repuntará

El Banco de la República le informó al Congreso que este año la variación anual de la inversión presentará un repunte importante frente al 2009. Principalmente, se espera que el mayor aporte provenga de inversiones diferentes a las obras civiles, las cuales estarán impulsadas por la inversión extranjera directa en el sector minero, específicamente en el petrolero. Todos estos recursos provenientes del sector privado.

Entre tanto, la inversión en obras civiles también crecerá, pero en menor proporción que el año pasado, debido al aplazamiento de gastos que hará el Gobierno, como resultado del ajuste anunciado a comienzos del 2010.