Desempleo en Estados Unidos se mantendrá alto, advierte Secretario del Tesoro

Timothy Geithner dijo este martes que sus compatriotas sin trabajo tendrán un año difícil pese a algunos avances "en el correr de la primavera" boreal en una audiencia ante el Congreso.

Finanzas
POR:
marzo 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-16

Geithner afirmó que pronto se registrarán algunas mejoras en el mercado laboral, pero no las suficientes como para hacer retroceder las actuales cifras de desempleo, cercanas a dos dígitos, que afectan a los hogares  estadounidenses.    

El secretario del Tesoro advirtió que se necesitan más de 100.000 nuevos puestos de trabajo mensuales para hacer descender la actual tasa de desempleo de 9,7 por ciento.    

"Dado que no esperamos que la creación de puestos supere netamente los 100.000 empleos mensuales en lo que queda del año, no esperamos una reducción importante del desempleo este año", advirtió.    

"Incluso, la tasa podría subir levemente en los próximos meses en la medida que algunos trabajadores vuelven al mercado laboral, antes de comenzar un una tendencia descendente".    

Se estima que unos 8,4 millones de estadounidenses perdieron su empleo desde el inicio de la recesión a fines de 2007.    

La pérdida de empleos se extendió en el país -más allá de las deprimidas regiones industriales tradicionales- con efectos devastadores tanto sobre el consumo como sobre los créditos bancarios.    

En el período más álgido de la crisis, a inicios de 2009, fueron eliminados unos 750.000 puestos mensuales.    

Mientras la mayoría de los otros indicadores apuntan a una modesta recuperación de la economía ya en camino, los niveles de desempleo se mantienen tozudamente altos, alentando temores de una recuperación sin empleo.    

La congresista demócrata Marcy Kaptur de Ohio (norte), expresó esa inquietud este martes.    

Ella criticó a Geithner por su fracaso en la lucha contra la crisis del empleo, advirtiendo que "la gente está comenzando a desesperarse" en su altamente industrializado Estado del medio-oeste.    

Kaptur describió un duro panorama de largas colas en los comedores gratuitos y un alto número de embargos de viviendas. "Mi gente está sufriendo, están al límite", afirmó.    

Geithner, quien frecuentemente recibe llamados a su renuncia a causa de su apoyo al masivo rescate de bancos, respondió con una fuerte defensa de la estrategia de la administración, alegando que permitió salvar entre uno y dos millones de empleos.    

"Los grandes problemas que enfrentamos hoy se gestaron durante años", afirmó. "Que los shocks no precipitaran una segunda Gran Depresión es el resultado de la rápida y enérgica respuesta del gobierno y el Congreso".    

Con las elecciones legislativas de medio mandato que se realizan este año, el presidente Barack Obama incrementó los esfuerzos para aliviar el desempleo, presentando una ambiciosa estrategia para duplicar las exportaciones estadounidenses y apoyando  la reducción de impuestos para las pequeñas empresas.    

Pese a ello, Geithner advirtió que a fines de 2012 -cuando debe celebrarse la próxima elección presidencial- el desempleo se situará en torno a 7,9 por ciento.