Despega plan de subsidio a tasas de interés para vivienda

En abril, primer mes de vigencia del subsidio a la tasa de interés de vivienda, se desembolsaron cerca de 4 mil créditos que tendrán derecho al beneficio.

POR:
mayo 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-14

Según el viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, “este es un buen arranque, pues demuestra el potencial de la medida, a pesar de que las observaciones de la Superintendencia Financiera estaban pendientes”. Aún así, Bancolombia, Colpatria, Davivienda y Bbva, entre otras entidades, iniciaron campañas para atraer a los compradores, y ahora se espera que aumente la dinámica, pues la Superfinaciera emitió la circular definitiva que les da instrucciones a los representantes legales y a los revisores de los establecimientos de crédito sobre los pormenores de la cobertura. La Asobancaria considera que los 4 mil préstamos gestionados desde que se dio a conocer el Decreto 1143, en abril pasado, superan los otorgados para viviendas que hipotéticamente podrían acceder al beneficio si la norma rigiera en el 2007, año récord en créditos y construcción de finca raíz. “Si la tendencia se mantiene –agrega la entidad–, se estarán acelerando los tiempos de venta y construcción de los proyectos en curso, lo que sin duda estará contribuyendo a despejar el inventario actual”. El Viceministro señaló que el éxito de la medida obligaría al Gobierno a buscar más recursos. “De hecho, creemos que los quince meses que tenemos previstos para atender los 32 mil créditos proyectados se reducirían a siete”, dijo el funcionario, quien anunció que el sistema cubrirá los préstamos desembolsados del pasado primero de abril hasta el 31 de diciembre del 2010 (algo nuevo si se tiene en cuenta que la norma decía que sería hasta el 30 de junio). Vale recordar que la medida –que autoriza al Banco de la República para ofrecer el beneficio con cargo a los recursos del Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria (Frech)– aplica para compra de vivienda nueva de hasta 166 millones de pesos, para construcción de vivienda propia y para locatarios en los contratos de leasing habitacional. “Son 500.000 millones de pesos con los que se espera estimular la financiación, teniendo en cuenta que desde el año pasado la dinámica de los desembolsos para la adquisición de vivienda viene decayendo”, asegura la Asobancaria, que considera que de seguir así, al terminar 2009 el número de créditos desembolsados respecto de lo ejecutado en el 2008 habría sido inferior en 14 por ciento. De hecho –dice un informe de la entidad–, en los doce meses culminados en marzo pasado se desembolsaron 79 mil créditos, de los cuales 51 mil se utilizaron para la adquisición de vivienda nueva (65 por ciento). De ese total, 41 mil créditos se canalizaron hacia la vivienda nueva con precios inferiores a 335 salarios mínimos (de 166,4 millones de pesos). “Si no se hubiera modificado las normas, la perspectiva era de una reducción de 3.000 desembolsos mensuales, en promedio, para ese tipo de viviendas”, anota la Asobancaria, que asegura que con la reducción de la tasa de interés para los nuevos deudores de este segmento, se espera que la suma aumente a 4.200, aproximadamente, lo que agotaría en ocho meses el número de coberturas establecidas para ser desembolsadas en quince. Hay consenso, por lo tanto, que la cobertura condicionada no solo se impulsará la demanda de Vivienda de Interés Social y, especialmente, la de clase media con beneficios de una menor tasa de interés y un menor monto de la cuota. Se trata de un préstamo por persona, que abarca los primeros siete años de vida del crédito. Quien caiga en mora por tres meses consecutivos contados a partir del primer día de retraso pierde el beneficio. Para la Asobancaria “la medida es oportuna, osada y tendrá un alto impacto, pero considera que los recursos disponibles en el fondo alcanzan para ampliar el número de créditos”. 250 mil millones de pesos adicionales buscaría el Gobierno cuando se acaben los recursos iniciales. 20 mil créditos más estarían disponibles si se tramitan en menos de quince meses los 32 mil que impulsa la medida. Oportunidad para quienes viven en el exterior La cobertura condicionada también empieza a llamar la atención de las organizaciones que realizan ferias de vivienda para colombianos residentes en el exterior. Para Eduardo Loaiza -gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción, regional Antioquia, encargada de los eventos de Miami, New York y Londres- estos beneficios caen ‘como anillo al dedo’ a los colombianos que viven en el exterior. Los precios de las viviendas que más demandan los colombianos que han asistido a los certámenes que se llevan a cabo desde el 2005 en Estados Unidos, España y Londres oscilan entre 50 y 250 millones de pesos, en promedio, lo que apunta en la misma dirección de los precios definidos por el decreto del Ejecutivo. Datos de la Cámara indican que 73 por ciento de los asistentes compraría finca raíz en esos rangos de precios. A estas cifras hay que sumarles las de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, que destacan que en eventos similares organizados en España, el 42,8 por ciento de los visitantes buscó viviendas con precios entre 50 y 80 millones de pesos, mientras que 27,7 por ciento prefirió finca raíz entre 80 y 150 millones de pesos. Según María Isabel Silva, presidenta de la Lonja, el Reino Unido registra una tendencia similar. “Allí, 51 por ciento tiene presupuesto para comprar bienes entre 80 y 150 millones y 21 por ciento, entre 150 y 250 millones de pesos”. Loaiza no duda que el subsidio a las tasas de interés hará más atractiva la inversión e incentivará un mercado en evidente desaceleración. “No podemos negar que la crisis ha tocado a algunos residentes en el exterior, especialmente en Miami, lo que nos ha obligado a hacer un paréntesis en la feria programada en esa ciudad este año”. Finalmente, Hernando Carvalho, presidente del Fondo Nacional de Ahorro, anunció que para el caso de quienes residen en el exterior, el FNA se encuentra ultimando los mecanismos que le permitan iniciar la recepción del Ahorro Voluntario. Remesas, un potencial de inversión En los últimos ocho años las remesas de colombianos en el exterior han tenido un comporta- miento creciente. En el 2008, sumaron 4.842 millones de dólares, representando 2 por ciento del PIB. El 2008 tuvo un incremento de 7,78 por ciento con respecto al 2007. Vale destacar que Colombia fue el único país de Latinoamérica que creció. Información preliminar del primer bimestre de este año, indica que las remesas han disminuido 6 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. '' No podemos negar que la crisis ha tocado a algunos colombianos residentes en el exterior, especialmente en Miami”. EDUARDO LOAIZA, CAMACOL ANTIOQUIAWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido