Despegan las nuevas vías que proponen los privados

MinHacienda y Planeación evaluarán la conveniencia de dos proyectos que no requieren recursos públicos: las autopistas en el Llano de Odinsa y la doble calzada Ibagué-Cajamarca de Colpatria.

Los dos proyectos que estudian Minhacienda y DNP requieren en total inversiones por $2,7 billones.

Archivo Particular

Los dos proyectos que estudian Minhacienda y DNP requieren en total inversiones por $2,7 billones.

POR:
junio 10 de 2014 - 05:02 a.m.
2014-06-10

Usando la figura de Asociaciones Público-Privadas (APP), las firmas de ingeniería le están ofreciendo al Gobierno construir túneles, puentes y carreteras sin recursos públicos.

Una oferta muy tentadora que empieza a dar los primeros frutos.

Ayer, la Agencia Nacional de infraestructura (ANI) entregó para aprobación al Ministerio de Hacienda la iniciativa de Autopistas para los Llanos, que presentó en abril del 2012 el grupo Odinsa, el principal accionista del consorcio que modernizó el aeropuerto El Dorado.

Este es el segundo proyecto que estudiará esa cartera, el primero fue la doble calzada Ibagué- Cajamarca, que propuso la constructora Colpatria, Mincivil y otros socios del concesionario San Rafael (Termotécnica Coindustrial, Latinco y HB Estructuras Metálicas), grupo que maneja en la actualidad la vía entre Ibagué y Girardot.

La ANI espera que el Ministerio de Hacienda termine su evaluación a finales de este mes, para poder enviar los proyectos a Planeación Nacional, entidad que tiene la última palabra.

De las 55 propuestas que ha recibido la ANI para los distintos medios de transporte, con una inversión aproximada de 50 billones de pesos, 23 han sido rechazadas por insuficiencia en los estudios o inconveniencia en sus alcances y 2 están en la recta final.

De las 32 aceptadas, hay 16 iniciativas para carreteras, de las cuales 7 están en la etapa de prefactibilidad y 9 en factibilidad.

Una vez se tenga el visto bueno de Hacienda y el DNP, la Agencia publica en la página de contratación estatal el proyecto y espera dos meses a que aparezca un interesado en mejorar la oferta. Si aparece un competidor se hace una selección abreviada y no una licitación, porque el proyecto no requiere recursos estatales.

Si no aparece otro jugador se le adjudica la obra a la firma que propuso la construcción del proyecto.

“Posterior a la viabilización de los estudios de factibilidad, se debe seguir el procedimiento establecido por la ley y, según sea el caso, se abre el proceso licitación correspondiente. Si no hay otros interesados en estos dos proyectos se podrían adjudicar en septiembre”, explicó Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI.

La iniciativa de Odinsa requiere una inversión de 1,3 billones de pesos e incluye la construcción de 45 km de doble calzada, 71 km de calzada sencilla, 5 km de puentes y el mantenimiento de 264 km, para un total de 354 km de vías.

“No requiere dinero del Estado, la obra se va a construir con los recursos que provengan de los peajes existentes.

No habrá necesitad de incrementarlos”, afirmó Víctor Cruz Vega, presidente del conglomerado Odinsa.

Las obras interconectarán a Villavicencio con las poblaciones de Granada, San Martín, Guamal, Acacias, Puerto López, Puerto Gaitán y Puente Arimena.

En los diseños se contempla la construcción de un anillo vial en la capital del Meta y la ampliación de varios accesos.

Por su parte, la doble calzada Ibagué y Cajamarca tiene una longitud de 35 km y demanda recursos por 1,3 billones de pesos. En los diseños se contemplan 16 túneles y 15 puentes.

La obra, que debe estar finalizada en el 2019, incluye la variante Boquerón y el paso urbano por Cajamarca, además del reforzamiento del puente existente en Cajamarca y la operación y mantenimiento de Girardot- Ibagué-Cajamarca.

“Las APP van a permitir un gran avance en la infraestructura, se han convertido en una herramienta muy útil para hacer vías sin recursos públicos y sobre todo van a permitir un mayor desarrollo de las vías urbanas”, anotó Cruz Vega.

OTROS PROYECTOS EN ESTUDIO

En etapa de factibilidad también están el sistema vial para la conexión de Cesar y Guajira, presentado por Construcciones El Cóndor, con una inversión estimada de 363.000 millones de pesos; el sector 3 de Bogotá -Villavicencio Sector 3, que propone Corficolombiana, que requerirá 1,8 billones de pesos, y Cajamarca-La Paila, otra iniciativa del grupo Odinsa, con una inversión estimada de 1,3 billones de pesos.

En la fila esperan Cambao-Manizales, presentado por la Promesa de Sociedad Futura Alternativas Viales, con una inversión estimada de 453 mil millones de pesos; la conexión de Antioquia y Bolívar, también de El Condor por 440.000 millones de pesos; Guaduas-Puerto Bogotá de la Concesión Sabana de Occidente S.A.S por 382.000 millones de pesos, y Tunja - Puerto Araujo, presentado por VM Colombia Logística S.A.S, con una inversión estimada de 790.000 millones de pesos.

En prefactibilidad están las iniciativas para construir la variante al puente de Boyacá, presentado por la firma nariñense CSS Constructores S.A, con una inversión estimada de 158 mil millones de pesos; el tercer carril Bogotá-Girardot que propone Infracon S.A.S, con una inversión de 1,5 billones de pesos; el sistema vial para los municipios de la Sabana Norte que plantea la Promesa de Sociedad Futura Accenorte con 600.000 millones de pesos.

Otros proyectos que están empezando el proceso de evaluación de la ANI son la Transversal de Boyacá (Tunja-Chiquinquirá), presentado por la Promesa de Sociedad Futura Transversales de Boyacá, con una inversión de 97 mil millones de pesos; Villeta - Puerto Salgar de la Promesa de Sociedad Futura Conexión Vial del Sol por de 1,1 billones de pesos, y Valledupar-La Paz de Pavcol que contempla capital privado por 56.000 millones de pesos.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido