Que no se desperdicie el agua

Hoy, una de cada cinco personas no tiene acceso a agua potable segura, y las municipalidades pierden una cantidad alarmante del líquido -hasta 50 por ciento de su suministro- por fugas en la infraestructura. Aunado a esto, se espera que la demanda humana por agua se incremente seis veces en los próximos 50 años.

POR:
enero 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-16

Para lidiar con este desafío, las ciudades instalarán sistemas hidráulicos más inteligentes, los cuales podrían permitirles reducir el desperdicio debido a fugas en tuberías hasta en un 50 por ciento. Las ciudades también instalarán sistemas de drenaje más inteligentes, que no sólo prevendrán la contaminación de escorrentía en ríos y lagos, sino que también purificarán el agua para hacerla potable. Las tecnologías avanzadas de purificación del líquido ayudarán a reciclarlo y reusarlo localmente, reduciendo la energía empleada para transportarlo hasta en un 20 por ciento. También se podrían detectar fugas mucho más pronto que ahora. Los medidores y sensores interactivos serán integrados en sistemas de energía y agua, proporcionando información precisa en tiempo real acerca del consumo de agua de manera que se puedan tomar mejores decisiones acerca de cómo y cuándo usar este valioso recurso. “En San Francisco estamos trabajando en un proyecto -está en etapa de prototipo- que consiste en poner un sensor en el agua (en la bahía y en el océano) para detectar si el agua está contaminada, qué tanto y qué puede hacerse para hacerla utilizable de nuevo”, cuenta William Pulleyblank, vicepresidente del Centro para la Optimización de Negocios de IBM. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido