Destrabarán 5 megaproyectos con ley de infraestructura

La norma beneficiará la ejecución de cuatro carreteras y del canal de acceso al puerto de Cartagena.

POR:
diciembre 23 de 2013 - 12:50 a.m.
2013-12-23

Al menos cuatro megaproyectos empezarán a recibir en los primeros meses del 2014 el impulso de la ley de infraestructura, sancionada en noviembre pasado.

La norma le dio dientes a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para solucionar los inconvenientes prediales, ambientales y las interferencias de redes de servicio, que afectaban desde hace años la construcción de obras de transporte.

La primera ola de carreteras beneficiadas por la ley están las dobles calzada Bogotá-Girardot y Briceño-Tunja-Sogamoso (BTS), la Ruta del Sol, que conecta el centro del país con la Costa, la Transversal de las Américas, que facilitará la conexión entre Panamá, Colombia y Venezuela, y la construcción del canal de Varadero, en Cartagena.

Con la norma se empezará el proceso de expropiación de predios en el sector de San Raimundo y Fusagasugá para poner en servicio los 2 kilómetros de vía que faltan para terminar, después de ocho años, la doble cazada Bogotá y Girardot.

También se contarán con las herramientas necesarias para poner en marcha la adquisición de predios en Paipa (Boyacá), que sumada a las negociaciones en Tocancipá y Gachancipá, permitirán llevar a buen término la BTS.

En la Ruta del Sol, la ley será la llave para solucionar las interferencias que hoy tienen las obras entre los municipios de Villeta y Puerto Salgar con tuberías de Ecopetrol y redes de servicios públicos. Además, despejarán el camino para la compra de predios a lo largo de los 1.071 kilómetros de toda la carretera.

“Tanto en Ruta del Sol como en la Transversal de las Américas, especialmente en Urabá y Córdoba, se requieren expropiaciones y licencias ambientales que se van a poder obtener más rápidamente”, afirma Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI. Javier Hernández, vicepresidente de la misma entidad, asegura que la ley al tener efectos inmediatos beneficiará no solo a los cuatro megaproyectos sino a las 25 concesiones viales existentes y a las 40 que están saliendo a licitación. “Todos los proyectos tienen en distintos grados una afectación predial, ambiental o con redes”, dijo.

Según Hernández, ahora se cuenta con reglas claras que permitirán ahorrar tiempo en la expedición de licencias. Con el aval ambiental el próximo año se podría tener la aprobación para la construcción del canal de Varadero que evitaría la congestión en Bocachica, como producto de la ampliación del Canal de Panamá.

El Varadero sería un canal de 2.000 metros de longitud, 188 metros de largo, 18 metros de profundidad, entre las islas Abanico Barú. Este canal permitiría el paso de tanqueros de hasta un millón barriles y portacontenedores de hasta 12 mil contenedores.

IMPULSO A LA LOCOMOTORA DE OBRAS

La ley de infraestructura otorgó herramientas al Estado para asegurar la entrega y la disponibilidad inmediata de los predios.

De igual manera permitirá que prevalezca la obra de infraestructura sobre los títulos mineros, especialmente para efectos de la entrega del mismo, garantizando que se avance en la construcción de la vía.

Desde que entró en vigencia le dio luz verde a reglas claras sobre el contenido y alcance de los estudios que se deben presentar ante las autoridades ambientales para efectos de obtener los permisos y licencias.

La norma fijó las reglas y procedimientos generales para la ubicación y traslado de redes de servicios públicos domiciliarios.

Y desde noviembre le confirió facultades extraordinarias al presidente Juan Manuel Santos para la creación de una Unidad de Planeación de Transporte y la Comisión de Regulación de Transporte, entidades que serán adscritas al Ministerio.

Christian Pardo Q.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido