Hogares colombianos deben $174,6 billones al sistema financiero

Del total, $152,6 billones se los deben a los establecimientos de crédito, y se estima que el 67,5% corresponde a préstamos de consumo.

Deuda

Archivo Portafolio.co

Finanzas
POR:
Portafolio
diciembre 01 de 2016 - 12:06 a.m.
2016-12-01

El más reciente reporte de Estabilidad Financiera del Banco de la República muestra que se ha seguido desacelerando el nivel de endeudamiento de los hogares colombianos. A junio adeudaban $174,6 billones y las principales mermas se han observado en la modalidad de consumo. Del total adeudado, $152,6 billones son con los establecimientos de crédito, y representan, según el estudio del Emisor, el 38,8% de la cartera total de estos.

Del endeudamiento total de los hogares el 67,5% correspondió a préstamos de consumo y el restante 32,5% a vivienda. El crecimiento real anual de esta deuda se ubicó en 5,0%, continuando con la tendencia de desaceleración que viene presentando desde el segundo semestre de 2012.

LA VIVIENDA LA QUE MÁS SE ESTÁ FRENANDO

Comparada con diciembre de 2015, la modalidad de vivienda es la que muestra la mayor desaceleración (del 7,6% al 6%), como consecuencia de un menor crecimiento semestral de los desembolsos, en particular los de crédito para vivienda diferente a interés social (no VIS).

Por su parte, la cartera de consumo exhibió una desaceleración de 80 puntos básicos, al registrar una tasa de 4,5% en junio de 2016. A pesar de esto, los desembolsos destinados a consumo muestran un crecimiento promedio semestral superior al de finales del año pasado, en particular los de tarjetas de crédito y libranza.

CRECEN LAS VULNERABILIDADES

En el primer semestre del año los indicadores de calidad por riesgo y mora de las carteras de consumo y vivienda mostraron un deterioro, reflejándose algunas vulnerabilidades en los subsectores de vehículos, libre inversión, tarjetas de crédito y vivienda no VIS.

La desaceleración en ambas modalidades de crédito ha estado acompañada de un deterioro en sus indicadores de riesgo durante el primer semestre del año, aunque en junio se presentó una leve mejoría.

Para el caso de consumo, entre diciembre de 2015 y junio de 2016 el ICR (Indicador de Calidad por Riesgo) aumentó de 7% a 7,6%, y el ICM (Indicador de Calidad por Mora) lo hizo desde 4,5% a 4,9%.

Así mismo, para el caso de vivienda, el ICR se ubicó en 3,9%, cifra superior en 30 puntos básicos a la de diciembre de 2015, mientras que el ICM aumentó en 60 puntos y se ubicó en 5,6% al finalizar el primer semestre del año. El banco también analiza la capacidad de pago que presentaron los hogares en el periodo de análisis.

ESTABILIDAD EN LA CAPACIDAD DE PAGO 

Además del nivel de endeudamiento que tienen los hogares se evalúa la capacidad de los hogares para cumplir con sus obligaciones financieras.

Para saber la capacidad que tienen los deudores de responder por sus préstamos se calcula la Carga Financiera de los hogares, en donde se mide el monto destinado al pago de intereses y capital. Para establecer el nivel se toma como basa una encuesta que se realiza en Bogotá en alianza con el Dane y otra basada en cifras del Cifín (central de riesgos).

En el reporte anterior, la carga financiera de los hogares colombianos era el 23%, es decir, de cada $100 de ingresos $23 iban destinados para cumplir con sus obligaciones financieras, en el nuevo reporte entregado por el Emisor se ve una reducción al 22%, si se basa en la información de la encuesta realizada en la capital, y con las cifras aportadas por el Cifín, el indicador es del 19%. Explicó dicha entidad que la razón por la cual se observa una reducción del indicador podría estar asociada a los aumentos de los plazos, lo que indica que se ha reducido la cuota más, pero no han aumentado los ingresos.

El nivel del indicador en Colombia está en un rango aceptable ya que se considera a nivel internacional que por encima de 30% se deben generar alertas en torno al comportamiento del indicador y que por encima del 40% ya existen vulnerabilidades en la capacidad de pago.

Por último, se expone la evolución de los depósitos como una aproximación de su ahorro. A junio de 2016 el saldo de los depósitos en los establecimientos de crédito correspondientes a estos agentes ascendió a $95,5 billones, donde el 52,3% son cuentas de ahorro, el 40,1% CDT y el restante 7,5% son otras fuentes de ahorro.

El crecimiento real anual promedio de estos depósitos continuó desacelerándose durante el primer semestre, y se ubicó en 3,5%, lo que podría indicar un menor nivel de ahorro de los hogares o el desplazamiento hacia otras fuentes de ahorro.

SECTOR FINANCIERO

El reporte muestra que los activos han evidenciado un menor crecimiento durante el primer semestre del 2016, debido a la desaceleración de la cartera y las inversiones.

A junio de 2016 el activo de los establecimientos de crédito presentó una tasa de crecimiento real anual de 3,6%, ubicándose en $565,9 billones.

Este rubro se compone principalmente de cartera (70,1%) e inversiones (18,0%).

Por su parte, el crecimiento real anual de la cartera total con titularizaciones se ubicó en 4,3%.