Devaluación no compensará caída de precios de petróleo: CGR

El ente de control y vigilancia señala que se podrían dar efectos negativos sobre algunas variables de las finanzas públicas, como el pago de la deuda externa, entre otras.

Edgardo Maya, contralor general.

Archivo / Portafolio

Edgardo Maya, contralor general.

Finanzas
POR:
enero 20 de 2015 - 06:15 p.m.
2015-01-20

La devaluación de la tasa de cambio parecería no ser suficiente para compensar la caída de los precios del petróleo y puede tener otros efectos negativos sobre importantes variables de las finanzas públicas, como el saldo y los pagos de la deuda externa, y los gastos de funcionamiento, entre otros, advirtió la Contraloría General de la República.

De acuerdo a un análisis del organismo de control, publicado en el Boletín Macro Fiscal No.3, los pagos por concepto de servicio sobre la deuda externa se podrían incrementar, lo mismo que el saldo de la deuda externa que está denominada en dólares.
El saldo de la deuda externa pública, a fines de agosto de 2014, totalizaba US$56.783 millones. Al promedio de la tasa de cambio de agosto ($1.899,07) equivaldría a $107,8 billones. Si se calcula con la TRM del 31 de diciembre de 2014 ($2.392,46) el saldo en pesos se incrementaría a $135.8 billones, lo que significa un crecimiento del 26% en cuatro meses.

Por otra parte, la caída de los precios del petróleo y la consecuente devaluación del peso podria provocar una desvalorización en el mercado de los Títulos de deuda pública emitidos por el Gobierno para atender sus gastos con lo cual le podría resulta más costoso financiarse.

Tal como se indicó en el Boletín Macro Fiscal No. 2, la Contraloría estima que para 2015 la renta petrolera se reduciría en $2 billones y para 2016 en $11 billones.

OTROS EFECTOS

Otro efecto de la devaluación es que tiende a impulsar al alza los precios de las importaciones presionando la inflación del país. A fines de diciembre, cuando todavía no se había sentido plenamente el efecto de la devaluación, la tasa anual de inflación se ubicó en 3,66%.

La Contraloría General de la República considera que deberá monitorearse el comportamiento de esta variable en los próximos meses, especialmente porque la inflación puede aumentar los gastos del Gobierno a través de los rubros de gastos de funcionamiento y de inversión.

Así por ejemplo, dice el análisis de la Contraloría Delegada de Economía y Finanzas Públicas, puede afectarse el rubro de gastos de personal del Gobierno dado que el aumento salarial para el 2015 está asociado a la inflación causada más 1 punto de productividad.

Por otro lado, en la medida en que la devaluación desestimule las importaciones se afectarían los ingresos por el arancel a las mismas y el IVA externo, cuyo efecto se sentiría principalmente en el 2015 y vigencias siguientes.