Devaluación, decretada por el gobierno venezolano, tiene al bolívar por debajo de $0,30

Esta situación ha generado incertidumbre entre los comerciantes y cambiadores de divisas en Paraguachón y Maicao (La Guajira), en límites con el vecino país.

POR:
enero 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-12

El corregidor de Paraguachón, Yoel Gutiérrez, dice que desde el viernes, cuando se conoció la noticia, comenzó a notarse la ausencia de turistas y comerciantes venezolanos.

"Los venezolanos y colombianos residentes allá no querían venir por el precio tan bajo del bolívar y ahora con otro bajón no van a volver", dice Gutiérrez. Esto, según él, será un duro golpe para la economía de la frontera.

Los cambidores de divisas -que el año pasado compraron hasta un millón de bolívares fuertes- temen que si cae más el precio de esta moneda van a perder mucha plata.

"Hay mucha incertidumbre. La gente quiere salir de lo que tiene porque se prevé que puede bajar más", asegura Gustavo Crespo, un cambista de la plaza de Maicao.

En diciembre, el precio del bolívar en Maicao era de 0,32 centavos y ayer estaba entre 0,26 y 0,27 centavos. "La diferencia es mucha", dice Crespo. Se prevé que pueda llegar a 0,23 centavos.

En Norte de Santander no había tanta alarma. José María González, vicepresidente de la Asociación de Profesionales del Cambio de Norte de Santander (Asocambios), dijo que si bien entre el sábado y lunes festivo aparecieron muchos precios del bolívar, que iban desde 0,25 y 0,26 centavos de peso, en las últimas horas ya se ha ido ajustando alrededor de 0,28 para la compra y 0,30 para la venta.

"Tampoco es que sea un derrumbe catastrófico, porque antes de esa noticia estaba alrededor de 0,30 y creo que con los días la cosa tiende a normalizarse", dice González.

En cambio, lo que se ha evidenciado por estos días es la poca oferta y demanda de la moneda.

Juan Cárdenas, un cambista en Cúcuta, afirmó: "No creo que haya sido afectado por la medida de Venezuela, es la constante y, por lo general, es siempre igual todos los años los primeros días de enero. Independiente de todo, es muy lento el mercado de la compra y la venta de bolívares por esta época".

Mientras tanto, el comercio de Cúcuta, al igual que el bolívar, bajó su actividad en el comienzo del año, aunque los gremios económicos de la ciudad consideran que no ha tenido traumatismos graves.

"Es difícil medir en estos dos días si ha sido afectado, pero no hay razones para que haya ocurrido en una forma muy notoria", explicó Rodolfo Mora, presidente de Fenalco Norte de Santander.

Siga bajando para encontrar más contenido