Devaluación del tipo de cambio oficial en Venezuela

Hace cinco años Venezuela no devaluaba. El convenio cambiario 14 del pasado 8 de enero oficializó una devaluación de 20 por ciento para los bienes prioritarios (alimentos básicos, medicinas, las importaciones del sector público) hasta 2,6 VEF/US. Adicionalmente, estableció una tasa de 4,30 VEF/US para las importaciones de otros sectores. En este ambiente cambiario, el Gobierno venezolano generó un sistema de tasas múltiples que complejiza el control de cambios. Por lo tanto, la eficiencia de Comisión Administradora de Divisas (Cadivi) en la administración de las divisas será un componente fundamental para establecer el impacto de la devaluación sobre el comercio. Hay pues, en la práctica, 3 tasas de cambio. El importador venezolano tendrá que solicitar a Cadivi divisas a 2,60 para importar bienes prioritarios, y divisas a 4,60 para importar el resto de bienes. Si la Comisión no le aprueba la solicitud o no le liquida oportunamente las divisas, el

POR:
enero 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-14

El primer efecto evidente de la desvalorización será el incremento en un 20 por ciento del costo de importar bienes prioritarios. Los demás efectos estarán sujetos al número de bienes que puedan ser importados mediante la tasa de 4,3. En el mejor de los escenarios, Cadivi aprueba oportunamente todas las solicitudes de importación, y las importaciones de sectores no prioritarios en bolívares serían un 25 por ciento más baratas (pues se pagarían con dólares a 4,60 Bs en lugar de 6Bs/dólar como se venía haciendo). Un efecto que se persigue con estas medidas es generar una menor demanda de dólares del mercado paralelo, cerrando así la brecha entre el dólar paralelo y el oficial, abaratando las exportaciones que se realizan con esa cotización. Adicionalmente, el Gobierno venezolano anunció que intervendrá el mercado paralelo y que tiene la intención de legalizar la libre compra y venta de la divisa para estabilizar el precio del dólar libre. Sólo si el gobierno de Venezuela interviene el mercado de manera permanente será posible observar una disminución y estabilidad en su cotización. Si, por el contrario, las intervenciones se realizan de manera intermitente y de acuerdo a la variación de las reservas del BCV, el tipo de cambio paralelo será volátil a lo largo del año. El éxito del nuevo esquema cambiario depende de manera importante de una administración transparente por parte de la autoridad monetaria y cambiaria. La recomendación para los exportadores es realizar coberturas cambiarias cuando la cotización del dólar libre se acerque al oficial de 4,6. La devaluación puede aumentar el riesgo de discriminación hacia los exportadores colombianos, ya que al existir un mayor control en la asignación de divisas (pues ahora no solamente asignará divisas para bienes prioritarios sino también para los demás bienes) se aumenta la discrecionalidad y puede dejar a Colombia por fuera de esta asignación. En caso de presentarse esta discriminación -a todas luces ilegal frente a la Organización Mundial de Comercio-, se encarecerían los productos colombianos frente a las demás importaciones. ORLLOP

Siga bajando para encontrar más contenido