Devolución de $1.200 millones a Banoccidente ordenó Consejo de Estado a Superfinanciera

El Alto Tribunal revocó una multa que la antigua Superintendencia Bancaria habíe impuesto a la entidad por incumplir las normas de relación de solvencia del año 199.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

A raíz de esa infracción y tras el respectivo proceso, la entidad fue multada por el organismo de control con 1.115 millones de pesos en febrero del 2002.

Ante esto, el banco realizó todas las apelaciones del caso que derivó en el reintegro del dinero, que puede superar los 1.200 millones de pesos.

La razón por la que la Superbancaria decidió imponerle una multa tan alta al Banco de Occidente se debe a que el margen de solvencia es uno de los indicadores claves de la salud de una entidad, pues muestra el respaldo patrimonial que tiene un establecimiento de crédito para afrontar una situación crítica, como una corrida de depósitos.

En el momento de la sanción, es decir, al cierre de 1999 y tras revisar los estados financieros, la Superbancaria descubrió que la relación de solvencia del Banco de Occidente era de 8,07 por ciento, por debajo del mínimo requerido que era de 9 por ciento, situación que se produjo por los resultados de AV Villas, que era una entidad subordinada del banco para ese entonces (ambos en todo caso, propiedad de Luis Carlos Sarmiento Angulo).

En su defensa, el banco argumentó que la infracción por la cual fue sancionado se cometió presuntamente en diciembre de 1999, pero solo fue multado el 12 de febrero del 2002, fecha en la cual la Superintendencia había perdido su potestad sancionatoria, pues la norma que le daba esa facultad, el artículo 14 del Decreto 673 de 1994, fue declarada inexequible por la Corte Constitucional en septiembre del 2000.

Por eso, la sección cuarta de la sala de lo contencioso administrativo del Consejo de Estado decidió respaldar la posición de la entidad financiera, al considerar que aunque la facultad sancionatoria de la Superintedencia era válida y estaba produciendo efectos cuando el banco incurrió en la conducta sancionable, "al momento de castigar la infracción se presentó un hecho sobreviniente, que lo dejó sin fundamento jurídico, razón por la cual era inaplicable", reza la sentencia del tribunal.

Pese a que la multa fue impuesta por la predecesora de la Superfinanciera, será el Tesoro Nacional la entidad que debe realizar este reintegro, dado que cuando el banco canceló, el dinero fue girado a dicho organismo. Aún no se conoce un pronunciamiento oficial de la Super.

Esta nueva contingencia, se suma al pleito por 226.000 millones de pesos que enfrenta a los antiguos accionistas de Granahorrar con la Superfinanciera y Fogafín, el cual está pendiente de revisión por parte de la Corte Constitucional. Se supone que las dos entidades estatales deben entregar ese dinero a los antiguos propietarios de la entidad, por haber incurrido en errores al tomar la decisión de nacionalizarla.

El problema es que entre más se demore este proceso, más caro le puede salir a la Nación, pues corren intereses moratorios diarios, que de acuerdo con las estimaciones de abogados, implican un 'taxímetro' de 5.000 millones de pesos mensuales.

Siga bajando para encontrar más contenido