Dian analiza viabilidad de correr calendario del impuesto de renta para segundo semestre

La 'ventaja' sería solo para las personas naturales y en la Dian no hay oposición pues el mayor porcentaje de declarantes son asalariados.

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Es por eso que el organismo analiza la posibilidad de que al igual que en el 2007, las personas naturales, que llegarían a 1,3 millones más los 300.000 que ya requirió la Dian, puedan cumplir con su obligación en el mes de agosto y no entre abril y junio como ha sido tradicional.

Las pensiones de los colegios, el pago de los impuestos predial y de vehículos y otro tipo de obligaciones son las cargas que deben asumir los ciudadanos en los primeros meses del año, por lo cual la obligación con el impuesto de renta se convierte en un dolor de cabeza más.

Según lo explicó el director de la Dian, Óscar Franco, esto en términos del recaudo de impuestos no implicaría mayor afectación para el fisco nacional, pues el grueso de esta clase de contribuyentes lo constituyen los asalariados que responden por este impuesto a través de la retención en la fuente.

En 2007 el impuesto a cargo de los asalariados fue de 1,36 billones de pesos. Además, los grandes contribuyentes y las personas jurídicas seguirán con el mismo calendario, que para el caso de los grandes, tres de las cinco cuotas se pagan en el primer semestre y para las jurídicas la obligación se cumple en el primer semestre.


"En el 2007 se tuvo la posibilidad de que las naturales pagaran en el segundo semestre y ellas consideraron que era una buena decisión en la medida que aligeraba un poco las cargas que normalmente se concentran en el primer semestre y se analiza la posibilidad teniendo también en cuenta el flujo de recaudo", explicó Franco.

No hay que olvidar que ya se definió que por el año gravable 2008, que se declara y paga en el 2009, deberán cumplir con la obligación de presentar declaración de renta las personas naturales que sobrepasen este año los siguientes topes: por patrimonio los 99'243.000 pesos; por ingresos los 72'778.000 pesos; por compras con tarjetas de crédito superiores a los 61'751.000 pesos; igual monto se tendrá en cuenta por el total de compras en el año; y finalmente si las consignaciones bancarias superan los 99'243.000 pesos.

Siga bajando para encontrar más contenido