Dian examina con lupa cuatro sectores por evasión

Petroleras, exportadores, restaurantes y contrabandistas están siendo observados por la institución. Así evaden.

Archivo Portafolio.co

Contrabando

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 03 de 2011 - 01:40 a.m.
2011-12-03

 

Desde el negocio más pequeño hasta a la petrolera más poderosa del país están siendo inspeccionados por la Dian, que ha encontrado grandes huecos fiscales por la evasión de impuestos.

Restaurantes que no expiden facturas, empresas que reportan mercancías por un valor inferior, inversiones con las que se estarían lavando dineros ilegales y multinacionales que le hacen ‘conejo’ al Estado están siendo seguidas por la entidad.

El director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, sostiene que le dará la batalla a la ilegalidad. “La pelea de la Dian es para que el que paga impuestos y es legal con sus trabajadores no se quiebre por otros que cortan esquinas y no pagan IVA y renta, o manejan contrabando e incumplen compromisos laborales.

Solo estamos garantizando que el campo de juego sea parejo para todos”, agrega.

La situación tiene incómodos a muchos empresarios y comerciantes, varios de los cuales han calificado este control como una “extralimitación de funciones” de la Dian, pero Ortega afirma que no se trata de perseguir a nadie sino de trabajar para que todos se muevan dentro de lo legal.

Ya la Dian ha visto resultados de su trabajo contra la evasión.

Los ingresos tributarios del 2010 alcanzaron 70 billones y este año ya van llegando a 86 billones de pesos.

“Si el crecimiento del Producto Interno Bruto nominal es 10 por ciento, deberíamos estar entre 77 y 80 billones. Entonces hay más de 6 billones que antes se estaban evadiendo”, indica Ortega.

En cinco frentes están las más duras peleas que intentan hacerle el quite a la evasión, que sobrepasa los 20 billones de pesos, es decir, lo que todos los colombianos han pagado hasta octubre por concepto del IVA interno en el 2011 (ver notas anexas).

LA LEY NO AYUDA

A las batallas de la Dian para descubrir al evasor se suma otra en la que la entidad poco puede hacer: la ley. En días pasados, luego de intentar sustraer 1.000 millones de pesos de la cuenta de la Dian, por presunto cobro de una sentencia, un individuo fue capturado y puesto en libertad.

“Dijeron que le habíamos fabricado la prueba”, afirmó Ortega y agregó: “Hacemos la aprehensión en Cali de 700.000 pares de zapatos y, por el marco jurídico en defensa del ciudadano, llevamos 3 meses dedicados a contar zapatos de contraban-

do. Eso es ridículo. En países como Inglaterra nadie tiene por qué guardarle la garantía a un contrabandista. Si se muestra que todo es anormal, el juez de inmediato permite el allanamiento. Acá no lo aprobaron. Nunca pudimos conseguir la información de quién estaba detrás.

“A mí me fascinan las garantías, pero tienen que ser para la gente de bien”.

LOS RESTAURANTES

Por no entregar la factura al cliente o utilizar prefactura para evadir el pago del IVA que aporta el colombiano cada vez que consume alimentos en los restaurantes, la Dian realizó el cierre de 34 de los 83 negocios de comida que identificó para ser sancionados.

Iván Bohórquez, presidente de Acodrés, gremio de la industria gastronómica, señaló: “La cantidad de impuestos que pagan los restaurantes hace que muchos opten por la informalidad.

El que cumple nunca se ve estimulado con amnistías. No nos oponemos a que se haga cumplir la norma, sino a los mecanismos que se utilizan para aplicarla. Muchos negocios se sienten incomodados en su actividad”.

Ortega, por su parte, señaló: “En el sector de alimentos hay labores muy destacables, pero también ‘jugadores’ que sistemáticamente no cumplen sus obligaciones. Tienen estrategias de evasión que sabemos que existen, pero que ha sido imposible probar. Por ejemplo, cadenas de restaurantes en las que cada local tiene un NIT diferente, inscrito en el régimen simplificado; entonces, no pagan ni renta ni IVA.

“Ellos pueden competir con precios 20 por ciento más baratos que los demás porque los impuestos son un costo”.

Al igual que los restaurantes, la Dian hará operativos en papelerías, panaderías y bares, entre otros negocios.

EL CONTRABANDO

La Federación de Departamentos estima que solo por el contrabando de licores el país puede estar dejando de recibir un billón de pesos. Este fenómeno reduce la competencia del comercio que aporta tributos. En este sentido, la guerra de la Dian ha logrado ganar batallas.

Así lo expresa Ortega. “De 17 millones de cigarrillos que se destruyeron en el pasado, vamos a llegar a 85 millones. En licores estamos cercanos a las 600.000 unidades contra 300.000 decomisadas el año pasado.

En calzado, de 500.000 pares el año pasado, tenemos la meta de 2 millones este año y ya vamos en 1’700.000”. Pese a los resultados, al director de la Dian lo sorprende el ingenio que se pone al servicio de lo ilegal.

“Aún no he logrado entender por qué somos tan berracos cogiendo a los que cumplen y a veces somos cieguitos frente a los que hacen trampa sistemáticamente”, concluyó.

¿INVERSIÓN EXTERNA O LAVADO DE ACTIVOS?

La Fiscalía ha establecido que el lavado de activos en Colombia mueve unos 16 billones de pesos al año. En la guerra contra ese flagelo, las autoridades de control están alerta con la inversión extranjera, la cual, dentro de la legalidad, es benéfica para el país, pues genera empleo y desarrollo.

Sin embargo, el incremento de flujos de recursos de países como Anguilla (Caribe), Bermudas (Atlántico), Islas Vírgenes (Caribe) y Panamá merece seguimiento.

Solamente de Panamá, las cifras llaman la atención de los organismos de control. En 1997, año en el que se estima que tuvieron uno de los crecimientos más altos, alcanzaron 1.619,5 millones de dólares.

Hasta el primer semestre del 2011, el monto ascendía a 3.999 millones de dólares.

Sobre este punto, el director de la Dian dijo: “A Colombia le conviene que inviertan desde el exterior, pero hay casos en los cuales se utilizan sociedades que no permiten conocer quién es su dueño”.

“Unos dicen que es por seguridad; en otros casos es para que no se visualice su patrimonio y evadir el impuesto que rige en Colombia, pero también hay lavado de activos”, agregó.

“Es preocupante que la gente no sea consciente de los riesgos en que incurre cuando hace transacciones en las que probablemente haya cosas ilícitas detrás”, dijo.

Martha Morales Manchego

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido