Unos días a ritmo de acordeón y guacharaca

El fresco patio de una casa, la acogedora sombra de un palo de mango, las cómodas mecedoras de madera y un vaso para echar el whisky o el ron. El escenario está armado. Luego llegan los protagonistas: un acordeón, una caja y una guacharaca. Y no puede faltar el público: los viejos amigos, los recién conocidos, los cachacos sorprendidos, los neófitos en el género y los eruditos en el tema. Todo listo, se armó la parranda vallenata.

POR:
mayo 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-02

Esto es lo que sucede por estos días en Valledupar, durante la celebración del 41 Festival de la Leyenda Vallenta, que culmina en la madrugada del martes, cuando sea elegido el rey vallenato de este año. Esta arraigada tradición cultural del Cesar cada vez es más conocida por el resto de Colombia. El vallenato ha conquistado otras regiones del país, así como emisoras y un público que disfruta sin que necesariamente le hayan inyectado ese ritmo desde la sangre ancestral. Por eso vale la pena conocer un poco más sobre esta institución musical. Para empezar, algo de historia. El El Festival nació en 1968 por iniciativa de Consuelo Araújo, Rafael Escalona y el entonces gobernador del Cesar, Alfonso López Michelsen, para resaltar los valores culturales de esta región. La fecha de su celebración no se eligió al azar. El Festival siempre coincide con la fiesta religiosa más importante de la región, aquella que conmemora la ‘Leyenda vallenata’, un ‘milagro’ ocurrido en 1576. Trascendió la historia de que en medio de una guerra entre españoles e indios, la Virgen del Rosario intervino para restablecer el orden. Por eso, antes que la parranda, la conmemoración comienza con una misa y la procesión a la que la mayoría de los asistentes acuden vestidos de indígenas y le llevan ofrendas a la Virgen. El tema sigue al día siguiente, cuando se hace la escenificación de Las Cargas, en la que se recrea esa historia de origen popular. Después de los actos religiosos, comienza la fiesta con un desfile de piloneros y piloneras. Numerosas comparsas salen a la calle y van haciendo coreografías al compás de las notas de la canción El pilón. El desfile comienza por la tarde del primer día y culmina en el Parque de la Leyenda Consuelo Araujonoguera, poco antes de la inauguración oficial, que desde siempre ha contado con la presencia del Presidente de la República de turno. Luego vallenato puro durante horas. Por un lado los actos oficiales y por otra, las parrandas en las casas bajo el palo de mango. La competencia se hace en diferentes categorías, que incluye varias rondas eliminatorias. El primer día, por ejemplo, los acordeoneros compiten en los ritmos de merengue y paseo. Durante el segundo día se enfrentan en puya y son. Los mejores puntajes pasan a la siguiente ronda. El rey vallenato se escoge entre los cinco mejores. El tiempo de presentación es estricto: las canciones no deben durar más de cuatro minutos y la puya, porque tiene solos de acordeón, caja y guacharaca, puede durar cinco minutos. De esos cinco se elige el rey vallenato. El Festival Vallenato también ofrece una programación oficial de conciertos musicales en el Coliseo del Parque de la Leyenda. Este año han invitado a artistas internacionales como Alejandro Fernández y Eddie Herrera. A la par, en la época de festival, muchos artistas vallenatos se multiplican para hacerse presentes en numerosas presentaciones programadas en lugares como El Club Valledupar y otros establecimientos. 3 rey de reyes han sido coronados en los 41 años del Festival Vallenato. El primero fue Nicolás ‘Colacho’ Mendoza (1987), el segundo Gonzalo ‘El Cocha’ Moli- na (1997) y el tercero fue Hugo Carlos Granados (2007). NO SE LO PUEDE PERDER Para vivir intensamente un Festival Vallenato, en especial el del 2008, hay varias actividades imperdibles: *Las eliminatorias. La magia de las competencias va desde disfrutar la música tradicional, oír las letras (muchos acordeoneros llevan canciones sobre sí mismos y su participación en competencias) hasta integrarse a las barras de algún competidor. *Asistir a una de las noches musicales del Coliseo del Parque de la Leyenda (Alejandro Fernández, en la noche del 3 de mayo, y Eddie Herrera, en la del 4), ir a uno de los bailes que se programan en la ciudad, como los que hacen en el Club Valledupar, o simplemente unirse a una de las parrandas típicas que se hacen en las casas bajo el palo de mango que mezclan, sancocho, música, anécdotas y whisky. *La final (4 de mayo). Ante el coliseo lleno, cinco finalistas interpretan cuatro canciones (paseo, puya, merengue y son), con un tiempo limite. Lo que debe saber sobre el Festival Vallenato Aunque son bastantes los chacos que bien se camuflan, con guayabera y todo, entre el tradicional público del Festival Vallenato, la mayoría de los habitantes del ‘interior’ del país desconocen cómo funciona . Como de él se oirá bastante por estos días, vale la pena darse un ‘baño’ de conocimientos primarios para no quedar tan fuera de de base. * La corona más importante cada año es la del rey vallenato profesional. Siempre es un acordeonero. Nunca un cantante. Se presenta acompañado por cajero y guacharaquero y uno de los tres debe cantar. En las últimas ediciones se le ha pedido al acordeonero que cante al menos una canción. Pero se premia su maestría en la interpretación tradicional del instrumento. * El primer rey vallenato profesional fue Alejo Durán (1968) y el más reciente fue el cachaco Beto Jamaica Larrota, en el 2006. * También hay rey vallenato infantil, juvenil y aficionado. Muchos reyes vallenatos profesionales o aspirantes a esta corona han pasado primero por estas competencias. Se puede hacer carrera dentro de la competencia. Hugo Carlos Granados, rey de reyes 2008, es el que más coronas ha obtenido dentro del Festival Vallenato. * Asimismo, se elige un rey de canción inédita: el compositor de la mejor canción que se presenta cada año ante el jurado. Además, hay un rey de piqueria: el verseador o repentista que demuestre más ingenio y picardía en duelos de versos con sus contendores. * Cada diez años se elige un Rey de Reyes. En esta competencia especial participan solo los reyes vallenatos que han ganado en ediciones anteriores. El primer rey de reyes fue Nicolás ‘Colacho’ Mendoza (1987). WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido