El 5 de diciembre se completa la adjudicación de 10 vías 4G

Con la adjudicación de la vía Mulaló-Loboguerrero por 1,1 billones de pesos, concluirá la adjudicación de la primera ola de las concesiones de cuarta generación. Con esta obra ya serían 10 los proyectos viales adjudicados de un total de 40 que el Gobierno planea entregar a privados en dos años.

Según el Presidente Juan Manuel Santos, la segunda tanda de adjudicaciones comenzará en la primera semana de diciembre.

Archivo particular

Según el Presidente Juan Manuel Santos, la segunda tanda de adjudicaciones comenzará en la primera semana de diciembre.

Finanzas
POR:
noviembre 24 de 2014 - 11:45 p.m.
2014-11-24

Según el Presidente Juan Manuel Santos, la segunda tanda de adjudicaciones comenzará en la primera semana de diciembre. Explicó que se trata de “10 concesiones adicionales por más de 17,2 billones de pesos, que aprobó el Conpes la semana pasada”. Igualmente, señaló que desde febrero año entrante comenzará el trámite correspondiente a la tercera ola de proyectos conformada por otra decena de carreteras que suman inversiones por 10 billones de pesos.

En cuanto a Asociaciones Público-Privadas, que proponen construir los ingenieros acompañados de entidades financieras y fondos de inversión, el Gobierno ya aprobó el proyecto Ibagué-Cajamarca por 1,2 billones de pesos, que sería el primero en salir a licitación. Hay otras 15 APP privadas que se encuentran en trámite y que siete de estas ya tienen concepto de factibilidad aprobada, de las que cuatro deben aprobarse antes de finalizar este año.
Al referirse a las obras emprendidas en los aeropuertos del país, el Jefe del Estado dijo que se abrieron “procesos de licitación para adelantar inversiones de obra pública por 800 mil millones de pesos”. Y añadió que esos procesos se han impulsado en la mayoría de capitales del país, como: Barranquilla, Armenia, Popayán, Santa Marta, Valledupar y Pasto.

A su turno, el presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, señaló que en medio de la euforia que genera la nueva dinámica de las obras civiles no se puede ignorar el conjunto de tareas pendientes, tales como el plan maestro de transporte, un ágil mecanismo para resolver conflictos y una política pública para las pymes de ingeniería.

Caicedo prendió las alarmas sobre un fenómeno que, según él, podría hacer metástasis en la contratación de obras de infraestructura. “Los resultados de nuestro Observatorio Contractual en el periodo enero-septiembre del presente año, de donde se deduce que fueron múltiples los procesos licitatorios que no garantizaron la participación plural y masiva de oferentes. De un total de 154 procesos, revisados en entidades del orden nacional y territorial, que suman un valor de 3,6 billones de pesos, 66 de ellos, que equivalen al 43 por ciento, contaron con un único oferente, lo cual muestra una tendencia a todas luces preocupante”, precisó el presidente de la CCI.

Destacó que, debido a las quejas del propio mercado, otros 32 procesos debieron ser descartados precisamente por las evidentes restricciones a la participación masiva de oferentes.

Recomendó a los órganos de control mayor atención sobre los procesos adelantados en los municipios y los departamentos del país, donde la utilización de malas prácticas de contratación es particularmente crítica.

“A este respecto, nuestro Observatorio pudo establecer que el 63 por ciento de 76 procesos revisados en los municipios contaron con un único oferente, mientras que en las gobernaciones el 31 por ciento de 42 procesos revisados resultaron con la misma modalidad de un único oferente”, concluyó el dirigente.

Christian Pardo Quinn
@gatocpardo