Uno de cada diez cánceres se origina por las condiciones en el lugar de trabajo

Según la Organización Internacional del Trabajo, cada año 640 mil personas fallecen como consecuencia de tumores malignos desarrollados por las condiciones laborales.

POR:
noviembre 28 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-28

PRIMERO FUE EL DIAGNÓSTICO para el odontólogo y a los 10 meses para el médico de un hospital en un pueblo en Cundinamarca: leucemia. La cercanía entre sus consultorios hizo sospechar al hematólogo que la enfermedad se había originado en el lugar de trabajo. La primera sospechosa fue la máquina de rayos X y los análisis confirmaron que, efectivamente, las radiaciones traspasaban las paredes, sin mantenimiento durante los últimos siete años. A lo largo de todo ese tiempo, de manera repetitiva e inocente, el personal que trabajaba junto al laboratorio había estado expuesto a los rayos X y, como revelaba el diagnóstico, el descuido había causado daños irreparables.

Uno de cada diez cánceres en el mundo se originan por las condiciones en el lugar de trabajo. De hecho, el cáncer es la principal causa de muerte ocupacional. Según la Organización Internacional del Trabajo, cada año 640.000 personas fallecen como consecuencia de tumores malignos desarrollados por las condiciones laborales. Éstos constituyen el 32% de las enfermedades ocupacionales.

Nada está escrito

El cáncer ocupacional es un tema que a despertó el interés de la comunidad médica colombiana hace unos cinco años, pues solo en fechas recientes comenzó a haber registros fiables. Y es que seguir el rastro de un cáncer ocupacional es una tarea dispendiosa, principalmente porque la enfermedad suele aparecer cuando la persona ya está en retiro. El periodo de latencia -tiempo que transcurre entre la exposición al agente carcinógeno y la aparición del tumor- puede ser de hasta 30 años, lo que implica un buen número de dificultades para determinar las causas específicas: desde la mala memoria del ex empleado hasta el escaso conocimiento de los compuestos que manipuló durante su vida laboral.

La otra dificultad es que los cánceres ocupacionales, más que atribuibles a una profesión, son atribuibles a un sector económico. Así lo ilustra el caso de una secretaria de una empresa de galvanización cuyo tabique resultó perforado por la aspiración durante de ácido crómico varios años. O el caso de los profesionales de la salud mencionados al comienzo: no eran radiólogos, pero estaban cerca de una máquina de rayos X.

Un buen indicador para sospechar que se trata de un cáncer ocupacional es el órgano donde se presenta. Ante la leucemia y tumores en pulmones, cavidades nasales, laringe, tráquea, bronquios, vejiga o riñón cabe preguntar por las condiciones laborales del paciente. Porque, en general, la causa es la misma: la exposición sistemática a agentes carcinógenos que entraron al organismo por la nariz, la piel o la boca.

La buena noticia es que los expertos ya han identificado la mayor parte de las sustancias peligrosas y, en consecuencia, es posible adoptar medidas preventivas. "La probabilidad de que se desarrolle un cáncer ocupacional en un ambiente de trabajo en que se han tomado medidas de control es mínima", asegura María Teresa Espinosa, directora del posgrado de Salud Ocupacional de la Universidad del Bosque, que lleva a cabo, junto con el Instituto Nacional de Cancerología y el Ministerio de la Protección Social, un estudio para determinar las cifras exactas del cáncer ocupacional en Colombia. Según la experta, "los cánceres ocupacionales son tan evitables como lo es el cáncer de pulmón para una persona que se abstiene de fumar".

Las conclusiones finales del estudio tendrán que esperar un par de años, pero los expertos ya han identificado las actividades económicas más sospechosas.

1. CONSTRUCCIÓN

Según el tipo de obra civil y de la etapa de la construcción, puede haber exposición a sílice, pinturas, anticorrosivos, pegantes, solventes e hidrocarburos policíclicos aromáticos, presentes en brea y asfalto. Los principales tipos de cáncer en estos oficios son de pulmón y leucemia.

2. MINERÍA

Depende del tipo de mineral que se explote y de las características de la corteza terrestre. En los oficios en los que hay exposición a sílice -y en mucha menor proporción al asbesto- aumenta el riesgo de desarrollar principalmente cáncer pulmonar. En esta categoría se incluye el proceso de refinación del petroleo, cuyo principal agente carcinógeno es el benceno, componente natural del petróleo y, por tanto, contaminante natural de muchos de los productos derivados, al que se atribuye el riesgo de leucemia. Por su parte, los hidrocarburos pesados y el trabajo al aire libre incrementan el riesgo de cáncer de piel, y los aislamientos con mezcla de asbesto aumentan el riesgo de mesotelioma maligno -tumor en el revestimiento de los pulmones-. En este ámbito, un estudio del Instituto Nacional de Cancerología encontró mayor incidencia de cáncer de piel, colon y recto y leucemia entre los empleados del complejo petrolero de Barrancabermeja, que entre la población general. Curiosamente, la incidencia de cáncer de pulmón era inferior entre los empleados del complejo.

3. CARPINTERÍA

La exposición al polvo de maderas duras, a pegantes que no se disuelven en agua y a pinturas contaminadas con benceno o preparadas con pigmentos de metal -cromo o cadmio-, hacen de éste un sector de alto riesgo de cáncer de pulmón, senos paranasales y leucemia. Entre los oficios de riesgo descritos en la literatura médica se encuentran los ebanistas, carpinteros y otros trabajadores de la madera.

4. FABRICACIÓN Y USO DE PINTURA Y TINTES

Los trabajadores de fábricas de pinturas, los pintores con pistola y el personal que utiliza tintes son vulnerables a leucemia, cáncer de pulmón, vejiga y riñón debido a su frecuente exposición a solventes, cromo o cadmio.

5. MARROQUINERÍA Y ZAPATERÍA

Las personas que trabajan con cuero presentan riesgo de leucemia, cáncer pulmonar, cáncer nasal y renal debido a la exposición a polvo de cuero, a los pegantes que no se disuelven en agua o contaminados con benceno y a las tinturas preparadas con cromo hexavalente o cadmio.

6. GALVANOTECNIA

La galvanización, técnica que busca dar recubrimiento con algún metal a objetos metálicos, implica un alto riesgo de generar cáncer pulmonar debido a la exposición a nieblas ácidas y a que los metales que utiliza -cromo hexavalente, níquel y cadmio- quedan flotando en el aire y son aspirados por los operarios.

7. RADIOLOGÍA Y RADIOTERAPIA

No existe un registro sobre la incidencia de cáncer entre especialistas en radiología en Colombia, aunque sí se conocen los riesgos que los equipos de rayos X acarrean para los técnicos que las reparan, los empleados que las operan o las personas que permanecen cerca de éstos. Las unidades radiológicas son utilizadas principalmente para procedimientos diagnósticos médicos y odontológicos y, en el ámbito de la oncología, para la erradicación de tumores. La leucemia es el tipo de cáncer al que son más propensas las personas que trabajan en este ámbito. En menor proporción, también existe riesgo de cáncer de tiroides, colon y recto.

8. INDUSTRIA DE LA CERÁMICA Y EL VIDRIO

La producción de cerámica y de vidrio implica exposición a la sílice y a pigmentos relacionados con la aparición de cáncer de pulmón.

9. METALURGIA

El trabajo en fundiciones generalmente implica la aspiración de sílice y humos metálicos, asociados a la aparición de cáncer pulmonar, próstata y vejiga.

10. INDUSTRIA DEL PLÁSTICO Y DEL CAUCHO

El trabajo en estas industrias generalmente implica la exposición a solventes que pueden estar contaminados con benceno, a pigmentos que pueden contener cromo, níquel o cadmio, y a ciertos tipos de anilinas. En consecuencia, los trabajadores pueden estar en riesgo de desarrollar leucemia, cáncer de pulmón y de vejiga.

* Con la asesoría de María Teresa Espinosa, directora del Posgrado de Salud Ocupacional de la Universidad del Bosque, Enrique Guerrero Medina, director del posgrado de Higiene Industrial de la Universidad del Bosque, y Raúl Murillo, subdirector del Instituto Nacional de Cancerología.

Siga bajando para encontrar más contenido