Diez obras de no mostrar con plata de las regalías

Hay casos identificados de obras que no funcionan.

POR:
mayo 31 de 2011 - 02:12 a.m.
2011-05-31

 

Mientras en el Congreso de la República se espera hoy un debate movido, por el acto legislativo de reforma a las regalías, debido al inconformismo de las regiones productoras de petróleo con el nuevo esquema de distribución de las regalías, en proceso de ser aprobado, un estudio de la Auditoría General, que evalúa a fondo la contratación en el país, llama la atención sobre obras costosas financiadas con recursos provenientes de la explotación del subsuelo, que terminan sin servir.

El control fiscal ha existido, pero no ha ido más allá de las investigaciones. Inclusive, existen casos en los que han pasado hasta cuatro años y no se registra ninguna actuación al respecto. En esa situación está el Ecoparque de Yaguará (Huila), proyecto que está abandonado, sin energía ni agua. La inversión superó los 4 mil millones de pesos y, desde el 2006 no hay ninguna actuación al respecto.

El estudio –que hace un balance general de la contratación pública– señala que departamentos como Casanare fueron uno de los que más ‘elefantes blancos’ construyeron con los recursos de las regalías.

Entre los proyectos citados por el organismo de control está una obra con la que no ha pasado nada, pese a los hallazgos de detrimento del patrimonio público. Se trata de la piscina de olas, construida en Casanare, cuyo costo fue de 10.300 millones de pesos y nunca se usó por falta de agua.

Según la Auditoría, aunque se encontró mérito para abrir proceso de responsabilidad fiscal, en una auditoría realizada por la Contraloría General en el 2008, hace 2 años y cuatro meses que no hay ningún avance en el proceso.

El municipio casanareño de Aguazul salió a relucir en su momento por proyectos sobredimensionados, como el de una planta para procesar yuca. Según la Auditoría, la procesadora se terminó hace 7 años, pero nunca se prendieron los equipos porque no había la materia prima: la yuca. La obra actualmente está en ‘práctica de pruebas’ y hace 2 años y 6 meses no hay actuación de control fiscal.

Según advierte el auditor Iván Darío Gómez Lee, los ejemplos son muchos, pues hay varios denominadores comunes en gran parte de las obras realizadas con recursos de regalías: “Hay obras que no se requerían, que no satisfacen necesidades básicas insatisfechas y que fueron mal planificadas, no tienen estudios ni diseños previos y no se justifica su necesidad” (Véase gráfico).

‘No habrá ganadores ni perdedores’

Para el representante Orlando Velandia, ponente del proyecto sobre regalías, no echarán mano de las irregularidades presentadas en las regiones con el manejo de estos recursos para convencer de que vale la pena aprobar la reforma. “No estamos buscando que haya regiones triunfantes (las que recibirán recursos por primera vez) y otras derrotadas (las que reciben regalías directas). El control fiscal se lo dejamos a los organismos competentes. Se trata de cerrar la odiosa brecha de regiones con necesidades básicas insatisfechas”.

Siga bajando para encontrar más contenido