El dilema de los subsidios

El descorazonador dato sobre la venta de viviendas usadas en Estados Unidos durante diciembre, sirve de recortadotorio adicional de que la crisis puede ser menos leve, pero que no ha pasado.

POR:
enero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-26

Y es que en contra de los pronósticos de los analistas que esperaban una contracción moderada, lo que ocurrió fue un bajón descomunal de 16,7 por ciento con respecto a noviembre del 2009. En números precisos, de un ritmo de transacciones de 6,54 millones de unidades al año, se pasó a uno de 5,45 millones. Es cierto que dicho nivel es superior en 15 por ciento al registrado en diciembre del 2008, pero lo ocurrido echa por la borda una tendencia ascendente, que debería haber generado una renacimiento en el negocio de la construcción de casas y apartamentos. La causa de semejante traspié fue una sola: el fin anunciado de los subsidios gubernamentales que en principio terminarían al finalizar el año pasado, pero que fueron extendidos hasta abril 30. Esa situación generó, en un primer momento, una avalancha de compradores y, en un segundo, una desaparición del sentido de urgencia por parte de los interesados en quedarse con una vivienda. Ante lo sucedido ha surgido la inquietud sobre cuándo estarán dadas las condiciones para volver a la normalidad. Es decir, un mercado inmobiliario que se mueva tan solo por las fuerzas de la oferta y la demanda, sin que los bonos fiscales o los auxilios en materia de tasa de interés resulten ser determinantes en la decisión de compra. Lo acontecido ha generado inquietud entre quienes creen que los apoyos públicos han sido claves, pero que estos deben ser por tiempo limitado.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido