Dinámica de la producción industrial sigue en ascenso

En lo corrido del presente año, 22 subsectores reportan incrementos superiores al 10 por ciento.

Archivo Portafolio.co

Industria

Archivo Portafolio.co

POR:
julio 28 de 2011 - 02:34 a.m.
2011-07-28

 

Entre enero y mayo pasados, completa un incremento de 4 por ciento y 37 de los 48 subsectores que mide el Dane registraban crecimiento en comparación con los primeros cinco meses del 2010.

Sólo en mayo, el crecimiento fue de 4,3 por ciento.

Mientras que la fabricación de bienes de capital y para la construcción aumentó a tasas superiores a 10 por ciento, los productos interme-dios y de consumo final avanzan a un ritmo más lento, que no llega a 3 por ciento.

En el quinto mes, el incremento en la producción fue liderado por carrocerías, con 82,1 por ciento; maquinaria de uso general, con 34,2 y fabricación de otros tipos de equipo de transporte, con 22,7 por ciento.

Al revisar la película de lo que va del 2011, estos sectores se mantienen con aumentos superiores a 30 por ciento, aunque hay que sumarle la refinación de petróleo, que crece al 28 por ciento.

Otros que muestran aumentos superiores a 15 por ciento son productos de cerámica no refractaria, hilatura, tejedura y acabado de productos textiles, ingenios y refinerías de azúcar y productos de molinería.

En términos generales, analistas consideran que el buen desempeño tiene que ver con que la utilización de la capacidad instalada viene creciendo, al punto que en mayo llegó a 78,2 por ciento, dato muy superior al promedio histórico (76,4 por ciento), según la Encuesta de Opinión Industrial de la Andi.

La misma encuesta arrojó que el 92,7 por ciento de los empresarios consultados dice que sus pedidos son altos o normales, ocho puntos más que hace un año.

Otro síntoma fue que hubo una reducción entre quienes consideran que sus inventarios son altos. En mayo del 2010 esta era la percepción del 17,7 por ciento de los industriales y ahora es del 12,4 por ciento.

De todas maneras, cada sector trae sus particularidades.

Por ejemplo, en el caso de la industria automotriz el aumento en la producción es consecuencia del dinamismo en las ventas de vehículos, que en el primer semestre crecieron casi 50 por ciento.

DÓLAR, LA AMENAZA

Pese a las buenas cifras de la industria, no todos los sectores están mejorando, entre ellos la fabricación de bienes de consumo.

Es por eso que aparatos de uso doméstico, artículos de viaje y bolsos, papel, cartón y sus productos, bebidas y aparatos de radio y televisión, son algunos de los que acumulan un desempeño negativo entre enero y mayo.

Un informe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá dice que en este tipo de bienes “la probable pérdida de competitividad del sector ante la agresiva revaluación de la moneda local sería el principal limitante del crecimiento”.

En lo que va de este año, el dólar ha perdido casi 150 pesos y no son sólo los exportadores los que pierden en esta coyuntura, sino que los industriales locales también se ven afectados por la competencia de los productos importados.

En bienes intermedios, hubo una contracción en industrias básicas de hierro y acero, y metales preciosos y no ferrosos.

Parte de esto tiene que ver con el mantenimiento que se está realizando en la planta de Cerromatoso y que, además, afectó la demanda de energía.

Además de la tasa de cambio, los empresarios encuestados por la Andi señalaron que otros de los obstáculos son el costo de las materias primas, los bajos márgenes de rentabilidad e incluso la ola invernal.

LA INDUSTRIA PODRÍA SORPRENDER POSITIVAMENTE

Aunque el crecimiento en los primeros cinco meses del 2011 es inferior al del mismo lapso del año pasado, se espera que la buena dinámica que trae la economía continúe impulsando la industria.

“Si las buenas expectativas y confianza en la economía persisten, la industria podrá sorprender durante el año con crecimientos alrededor del 5 por ciento”, dice InterBolsa en un informe.

Por su parte, la firma comisionista de bolsa Correval señala que “se esperaría que una vez culmine el cierre parcial de Cerromatoso, la tasa de crecimiento de la industria se aproxime a la sugerida por la la Andi de 6 por ciento”.

Incluso, en la encuesta de opinión empresarial de Fedesarrollo se vio un aumento en la confianza industrial, en la medida en que mejoraron las expectativas de producción para el trimestre siguiente.

El Banco de Bogotá estima un incremento de 4,5 por ciento y espera que la dinámica continúe siendo heterogénea.

Siga bajando para encontrar más contenido