Diplomas rentables

Un interesante trabajo, hecho público hace unos días por el Ministerio de Educación, da una perspectiva privilegiada sobre el desempeño laboral de los colombianos salidos de instituciones técnicas y universitarias en la presente década. Se trata del Observatorio Laboral para la Educación, un esfuerzo metódico y periódico que le sirve a todos los involucrados en el tema: desde los estudiantes y sus padres de familia, hasta las entidades que les enseñan y las empresas que los contratan cuando ya son profesionales.

POR:
mayo 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-05

El perfil de los graduados fue elaborado a partir de 884.893 diplomas entregados entre el 2001 y 2007 en el país, de un total apenas superior al millón. De la cantidad anotada, el 56 por ciento fue recibido por mujeres y el 64 por ciento fue otorgado por instituciones privadas. Por su parte, un 65 por ciento correspondió a grados universitarios, un 17 por ciento a educación técnica y tecnológica y el 18 por ciento a estudios de postgrado, incluyendo especializaciones, maestrías y doctorados. En contra de lo que algunos puedan creer, la mayor densidad de títulos fue de las ingenierías, con 22,4 por ciento del total de graduados, seguida muy de cerca por la administración (22,3 por ciento), la educación (11,7 por ciento), el derecho (7,9 por ciento), la contaduría (6,6 por ciento), la sicología (3 por ciento), la medicina (2,8 por ciento) y la economía (2,8 por ciento). Dicho de otra manera, las llamadas carreras formales siguen mandando la parada, con una clara división entre las técnicas y las humanísticas. En materia de distribución geográfica, sin embargo, hay una evidente concentración. Por ejemplo, 40 por ciento de los diplomas fueron entregados en Bogotá, mientras que la participación de las cinco ciudades más grandes asciende al 69 por ciento y, si se toman las diez principales, la proporción llega al 80 por ciento. No obstante, quizás lo más interesante de todo es la comprobación de que la educación es una vía para ingresar a la llamada economía formal. De tal manera, 83 por ciento de los graduados entre el 2001 y el 2007 cotiza al sistema de seguridad social, una cifra que aumenta entre mayor es el nivel de formación. Así mismo, 88 por ciento de los egresados en el 2006 eran cotizantes al año de obtener su título, cifra que, por una parte, comprueba la fortaleza de la economía en ese período y, por otra, desvirtúa las percepciones sobre el desempleo de los profesionales. ¿Cuánto ganan? El trabajo hecho muestra que el ingreso base de los recién titulados era, el año pasado, de 905.473 pesos en el caso de los técnicos, de 1.018.767 en el de los tecnólogos, de 1.334.171 en el de los universitarios, de 2.462.994 entre los que obtuvieron una especialización, de 2.988.516 para los de maestría y de 4.398.220 pesos para los graduados de doctorado. De manera incontrovertible el documento demuestra esa máxima, según la cual, a mayor educación, mayor sueldo. En semejante panorama, quizás el lunar notorio es el de la diferencia de géneros. Más allá de la legislación al respecto, los datos señalan que, en promedio, las mujeres ganan 17 por ciento menos que los hombres y que esa brecha es todavía más alta en los grados más elevados. De manera complementaria, una encuesta realizada por el Ministerio entre casi 25.000 profesionales mostró que existe una alta relación entre la profesión de los graduados y su trabajo. Por otra parte, los egresados dijeron que los principios éticos son el principal aspecto por mejorar en el programa que siguieron, seguidos por los conocimientos de informática. Los hallazgos descritos son una herramienta invaluable de análisis, en un país que depende de la calidad de su recurso humano para seguir creciendo. Con una población joven y en un entorno en donde la globalización pesa cada vez más, ese dicho que afirma que lo importante de Colombia es su gente, toma una especial relevancia. Ahora de lo que se trata es de mejorar la calificación de los profesionales egresados, para que esa demostración de que educación equivale a progreso, vuelva a ser refrendada en los próximos años. '' Un trabajo adelantado por el Ministerio de Educación da un revelador panorama sobre la suerte de los profesionales graduados en Colombia durante la presente década”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido