El discurso de Bernanke alarmó a los mercados

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal (FED) estadounidense, pareció excluir ayer toda posibilidad de bajar tasas a corto plazo, advirtiendo sobre “un aumento indeseado de la inflación”, con lo que se derribaron los mercados, ya fragilizados por temores sobre los bancos. “Ayudar los mercados a volver a un funcionamiento más normal seguirá siendo una prioridad de la Reserva Federal”, aseguró Bernanke, mientras las bolsas mundiales sufren fuertes turbulencias.

POR:
julio 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-16

En el mismo momento, el presidente George W. Bush expresaba, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, su confianza en los fundamentos de la economía estadounidense, si bien reconoció que ella pasa por un momento difícil. “En general, un crecimiento económico sano depende de mercados financieros que funcionen bien”, subrayó Bernanke en su discurso semestral ante el Congreso, pocos días después de que la FED y el Tesoro acudieran en auxilio de los gigantes del financiamiento hipotecario, Fannie Mae y Freddie Mac. Bernanke destacó que numerosos mercados e instituciones financieras “permanecen bajo fuerte presión debido principalmente a que las perspectivas económicas y la calidad del crédito siguen siendo inciertas”. El funcionario, anunció que el Comité Federal del Mercado Abierto (Fomc) de la FED había corregido fuertemente al alza sus previsiones de crecimiento para este año, que debería quedar entre 1 y 1,6 por ciento, en lugar del 0,3 a 1,2 por ciento previsto en abril. Esto supone sin embargo un crecimiento “notablemente” por debajo del ritmo habitual de la economía estadounidense, subrayó Bernanke. Pero la principal economía mundial escaparía así de la recesión. “Una responsabilidad crucial de la FED es impedir que se instale el proceso en el cual la gente espera una inflación mayor por mucho tiempo. Esto podría influenciar la fijación de los precios y salarios, llevando a “un aumento indeseado de la inflación a largo plazo”, dijo. En cuanto al crecimiento, Bernanke estimó que se iba a “acelerar en el curso de los dos próximos años”. Según las previsiones de la FED, debe quedar entre 2 y 2,8 por ciento el año próximo y entre 2,5 y 3 por ciento en el 2010. Estimó además que el sistema bancario está “bien capitalizado” y dijo que sus preocupaciones están vinculadas a su capacidad de conceder créditos. AFP COSTO DE VIDA El Fomc corrigió fuertemente al alza sus previsiones de inflación para el 2008, en una franja de entre 3,8 y 4,2 por ciento (contra 3,1 a 3,4 por ciento anunciado). La previsión de la inflación priorizada tácitamente por la FED, (que excluye alimentación y energía) se mantuvo entre un rango de 2,2 y 2,4 por ciento. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido