Se discute qué puede hacerse con la plata que sobre del PIC

Ya se habla de crear un fondo de sustentación o negocios que den rentabilidad.

En julio la cosecha se ubicó en 1’236.000 sacos de 60 kilos, cifra que no se registraba para el mismo mes, desde hace 16 años.

Bloomberg

En julio la cosecha se ubicó en 1’236.000 sacos de 60 kilos, cifra que no se registraba para el mismo mes, desde hace 16 años.

Finanzas
POR:
agosto 26 de 2014 - 04:19 a.m.
2014-08-26

Mientras un grupo de dirigentes regionales del sector deportes ha buscado infructuosamente ante el Ministerio de Hacienda una apropiación de 20.000 millones de pesos para preparar a unos deportistas que participarían en el exterior, al sector cafetero le van a sobrar la mitad del los recursos asignados como subsidios.

Así, en las cuentas de la Federación de Cafeteros, del presupuesto apropiado este año para el pago del subsidio Programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC), un billón de pesos, se han gastado solo el 14,2 por ciento.

Esto, debido a los buenos precios –por encima de los 700.000 por carga de 125 kilos– que se han registrado durante este año, por encima de los promedios registrados para el 2013, cuando se pagó 1,1 billones de pesos por el PIC.

José Eliécer Sierra, director del Comité de Cafeteros de Antioquia, dijo que debido a la inestabilidad del mercado mundial del café, cuyas oscilaciones de precios hacen activar o desactivar el pago del subsidio, es necesario que los recursos del PIC que queden sin utilizar pasen a ser el ‘case’ inicial de un fondo de estabilización de los precios del café.

Esta iniciativa ya la hizo Sierra como miembro del Comité Nacional de Cafeteros, la cual tuvo alguna aceptación de la dirigencia cafetera del país.

“Estos recursos –un billón de pesos para este año– pertenecen a los cafeteros, pues esto fue aprobado por el Congreso de la República”, indicó Sierra.

Agregó que dicho fondo propuesto debería seguir alimentándose, en este caso, con algún porcentaje de los recursos que aportan los cultivadores a través de la llamada contribución cafetera (parafiscalidad).

“Esos dineros deben guardarse y no esperar a que los cafeteros entren en crisis para salir a hacer paros y reclamarle airadamente al Gobierno por ayudas”, concluyó el dirigente.

Por su parte, el empresario cafetero Oswaldo Acevedo, de Café Mesa de los Santos, indicó que los subsidios no prestan mucha ayuda al sector cafetero ni a algún otro. “Sin embargo, es una forma de que el Estado y los Gobiernos le devuelvan a los cultivadores lo que hicieron en el pasado por el progreso económico y social de las áreas rurales del país.

“Históricamente, frente lo que le aportó el Fondo Nacional del Café al país, hay un pasivo grande con los cafeteros; por ejemplo, y cuando se presento el tema de la repartición de las regalías, los cafeteros brillaron por su ausencia”, destacó Acevedo.

Frente a la iniciativa de José Sierra, el empresario dijo que en vez de tener ese dinero guardado, esperando a ver si se cae el precio interno de compra, sería mejor invertirlo en negocios que le den valor agregado a la caficultura colombiana.

Estos podrían ser la construcción de una marca de café espresso, un negocio en el que podría trabajarse con un tercero para que ‘mueva el negocio’ y le deje las utilidades a los productores cafeteros del país, concluyó Oswaldo Acevedo.