Un diseñador precoz, una madre sobreprotectora y el salto al mercado masivo

Un diseñador precoz, una madre sobreprotectora y el salto al mercado masivo

POR:
abril 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-23

Él es un diseñador de moda estrella de casi 30 años que trabaja para la alta sociedad y Hollywood. Ella es la típica mamá dedicada y un poco sobreprotectora.

En octubre, Susan Posen volvió para dirigir la casa de moda Zac Posen. Ahora, guía a su hijo en el intento de expandir su marca de lujo al público masivo global.

La casa de moda lanzó recientemente una colección para la cadena minorista estadounidense Target que incluye un vestido sin espalda de Lurex dorado por US$49,99, (sus prendas de pasarela suelen valer 40 veces más). Además, hace poco acordó vender su línea deportiva en las de tiendas de la cadena Saks y firmó acuerdos para crear una línea de carteras. Pronto podrían seguirle zapatos, gafas y chaquetas.

"No hay nada feo en las cantidades masivas. Ahí es donde uno realmente puede cambiar la moda", dice el diseñador. "No importa lo que digan los obsesionados de la moda. ¡El poder al pueblo!"
Las nuevas colecciones representan un giro radical, dado que durante nueve años, Posen ha sido conocido por sus insinuantes vestidos drapeados y otras prendas de pasarela costosas.

Existe una gran influencia de su madre en esta nueva dirección.

Ella ha estado presionando por un mayor enfoque en el aspecto comercial de la moda, en contraste a la parte artística. La empresa ha añadido nuevas líneas, recortado gastos y empleados y hasta ha trasladado parte de la producción de Italia a China para ahorrar dinero.

Posen es una ex abogada de fusiones y adquisiciones que alguna vez puso a un lado los muebles de la sala para abrirle espacio al primer estudio de su hijo. También se desempeñó como presidenta ejecutiva antes de dejarle el cargo a un profesional externo. Ahora que ha regresado como "la jefa" de la empresa, como lo pone ella, Posen está ayudando a su hijo a economizar en una industria en la que prestigiosas casas de moda como Christian Lacroix fallaron durante la crisis financiera.

Posen esencialmente dirige la empresa mientras su hijo diseña y promueve la marca. "Mi mamá está extremadamente sintonizada con las realidades de nuestra época y las implicancias financieras de cada elección y decisión que se toman", dice el diseñador.

El Zac Posen de ahora es completamente diferente al que salió en 2001 del Central St. Martins College of Art and Design de Londres, cuando sus amigas de familias acaudaladas paseaban sus diseños en la alta sociedad.

Cuando Zac se preparaba a lanzar una carrera en la moda, Susan Posen, que había dejado la firma de abogados Stroock & Stroock & Lavan, buscó inversionistas para su hijo, pero los términos le parecieron atroces.

Así fue como los Posen sacaron el sofá de la sala y crearon una marca independiente. Él se concentró en diseñar vestidos para famosas como Cameron Díaz y Jennifer López. Pero en tiempos de crisis, el sello necesitaba hacer algo más para sobrevivir.

Con gigantes minoristas como Target y Saks, el diseñador se está beneficiando de una máquina de marketing y de economías de escala a las que no tenía acceso. Target también le ha enseñado a Posen cómo crear diseños para la producción masiva, desde elegir telas de bajo costo y buena calidad hasta definir qué tipo de prendas venden más.

El diseñador cree que los nuevos proyectos son una señal de una empresa que está madurando apropiadamente. De hecho, su madre espera que la compañía genere su primera ganancia este año.

Siga bajando para encontrar más contenido