No disminuir recursos para subsidios, pide sector eléctrico

Si el Gobierno no aporta los dineros suficientes para subsidiar la energía a los estratos 1, 2 y 3, las empresas tendrían que subirles la tarifa final.

No disminuir recursos para subsidios, pide sector eléctrico

Archivo Particular

No disminuir recursos para subsidios, pide sector eléctrico

POR:
septiembre 24 de 2013 - 11:36 p.m.
2013-09-24

Los gremios del sector eléctrico y de gas natural le solicitaron al Gobierno Nacional que, para el próximo año, en el Presupuesto General de la Nación (PGN) incluya los fondos suficientes que permitan cubrir los subsidios tanto de energía eléctrica como de gas, para los estratos 1, 2 y 3 de la población.

En una carta intergremial, que estas asociaciones le enviaron al ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, advierten que en el proyecto del PGN para el 2014, que radicó en el Congreso de la República, no están apropiados los recursos requeridos para cubrir el déficit de subsidios para estos servicios públicos.

Para la vigencia del 2014, señala la misiva, solo se incluyó 1,51 billones de pesos, lo cual es menor en un 22 por ciento frente a lo presupuestado para el 2013, y que comparado con las necesidades anuales estimadas, representa un déficit de 600 mil millones de pesos, de los cuales 400 mil son para energía y 200 mil para gas.

Frente a esto, el director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis), José Camilo Manzur, indica que “si no se asignan estos fondos, es probable que las empresas no puedan financiar la totalidad de los subsidios a que por Ley tienen derecho los usuarios y se vean avocadas a incrementar la tarifa final aplicada a estos, lo que aumentaría la problemática de pérdidas de energía e incobrabilidad que actualmente se enfrenta en el servicio de electricidad”.

Mensualmente, para atender el tema de subsidios a estas personas se requieren, cerca de 100 mil millones de pesos, que deben ser aportados por el PGN, para cubrir la totalidad de los recursos que se necesitan para tal fin.

“En la actualidad, los subsidios se financian con la contribución que hacen los usuarios de los estratos 5 y 6 (residenciales y comerciales), pero este tributo no alcanza para cubrir la entrega de estos y por eso se requieren 100 mil millones cada mes”, observa Manzur.

Otra dificultad

Las entidades lo que hacen normalmente es asumir estos compromisos, porque saben que el Gobierno les va a girar el dinero que emplean para cumplir con este deber, pero si el ejecutivo no les paga entrarían a eludir responsabilidades con otros proveedores del sector.

Por consiguiente, “la aplicación de subsidios a los usuarios sin financiamiento en el PGN podría conducir a que las empresas incumplan con las obligaciones de compra de energía en el mercado mayorista, y con sus demás proveedores, afectando la sostenibilidad de toda la cadena del sector”, observa Edwin Cruz Caballero, director de Energía y Gas de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco).

Por su parte, el Gobierno, a través de la Dirección General de Presupuesto Público Nacional (DGPPN), del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, sobre la solicitud que hicieron los gremios informa que “no ha tomado una decisión al respecto, pero está trabajando en eso. Se espera adoptar la mejor, coherente con el panorama fiscal de la Nación y en la medida de lo posible atendiendo esta necesidad”.

PÉRDIDAS DE ENERGÍA

En Colombia la demanda de electricidad está en el orden de los 5.200 Gigavatios hora/mes (GWh/mes), con crecimientos de 3,5 por ciento anual. Entre tanto, los usuarios de este servicio se sitúan alrededor de los 11 millones en el sector residencial, comercial, pequeñas industrias y unos 6.000 en el renglón de los grandes consumidores.

Sin embargo, una porción muy significativa de esta demanda son pérdidas de fluido eléctrico. Se estima, que a nivel nacional estas pueden estar alrededor del 14 por ciento, siendo una gran parte las no técnicas.

“Las altas pérdidas de fluido eléctrico que aún existen en Colombia hacen que se requiera disponer de mayor capacidad de generación, lo cual tiene una afectación directa en los costos finales de este. Además, estos detrimentos restan eficiencia, afectan a las entidades prestadoras y por ende ralentiza el futuro energético del país”, destaca Javier Hernando Torres Niz, gerente de Control de Energía de la Compañía Energética de Occidente (CEO).

jjoshig@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido