Disminuyeron los ataques terroristas a infraestructura del país entre enero-mayo de 2008

El director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel, dijo que hace seis años hubo 424 atentados. Aunque afirma que continúan presentándose incidentes, señala que son de otra índole.

POR:
julio 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-14

"La infraestructura ahora es menos vulnerable porque las guerrillas se han reducido, casi a la mitad en el caso de las Farc y a una tercera parte en el ELN. Entretanto, la fuerza pública se ha duplicado", señaló.

Rangel aseguró que aunque no hay plena y total garantía de que nunca va a pasar nada, se observa que en la actualidad es menor la exposición a los ataques con relación a lo que pasaba hace años.

El presidente de Carbones del Cerrejón Limited, León Teicher, dice que en el caso del más reciente ataque al tren que transporta carbón desde la mina que esta compañía opera muestra que "hacer terrorismo es fácil".

Argumenta que el atentado fue adjudicado a las Farc y operacionalmente la empresa logró recuperar en tres días y medio el ferrocarril, lo que implicó construir 700 metros de línea férrea.

"No se perdió un solo cargamento y el Gobierno, así como las Fuerzas Militares, han reaccionado y están atentas trabajando con nosotros para prevenir que una situación de estas se vuelva a presentar", afirma.

Los atentados

Los principales hechos ocurridos contra la infraestructura colombiana fueron:

  • El pasado 27 de mayo un tren que transporta carbón de la mina del Cerrejón, fue saboteado.
  • En junio el oleoducto Caño Limón- Coveñas fue blanco de dos ataques que obligaron a paralizar el bombeo de crudo.
  • El sábado 21 de junio una bomba afectó la tubería en cercanías de Tibú, en Norte de Santander. Al día siguiente, en Arauquita, departamento de Arauca, el mismo ducto fue objeto de otro atentado.
  • En abril, una voladura del oleoducto, en aproximaciones a una quebrada que suministra agua a la población de Tibú, produjo un derrame de crudo que obligó a suspender el servicio de acueducto por varios días.

En ninguno de esos casos hubo pérdidas humanas, pero pusieron de manifiesto que las infraestructuras energéticas, viales y de telecomunicaciones, entre otras, siguen siendo vulnerables a los ataques de los grupos armados ilegales, pese al refuerzo, con más hombres, mayor presupuesto y mejor dotación, de las Fuerzas Militares y de Policía.

Automotores

Las cifras que maneja Seguridad y Democracia, que se basan en reportes oficiales, así como en información de medios de comunicación y otras variables que maneja la propia fundación, muestran un alto índice de ataques contra automotores, establecimientos e inmuebles.

Entre enero y mayo del 2002 se registraron 144 acciones de sabotaje contra vehículos, cifra que en el mismo período del 2007 se redujo a 35. Este año, en los cinco primeros meses se reportaron 32 atentados.

Pero una menor variación se observa en lo que tiene que ver con ataques a los establecimientos e inmuebles, que en el 2002 sumaron 52 durante los meses analizados. El mismo número de acciones se registró el año pasado, mientras que entre enero y mayo del 2008 apenas se redujo a 44.

"Los que más se registran ahora son pequeñas acciones contra automotores, como la quema de camiones o buses, por ejemplo, o lo que tiene que ver con ataques a fincas y establecimientos de comercio. Son hechos que tienen un menor impacto económico o afectan en menores proporciones a la población en general, de tal manera que explicarían por qué tienen poco eco en los medios de comunicación, como sí pasa cuando se trata de atentados a la infraestructura", agrega Rangel.

Destaca que los ataques a sistemas petroleros, de telecomunicaciones o de energía eléctrica, que son los que terminan por afectar a poblaciones enteras, muestran una reducción significativa.

En otras actividades también hay un buen balance. Según el director ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Minería, Gerardo Cañas Jiménez, hace seis años no era fácil desarrollar operaciones de exploración minera, pero ahora las dificultades se han superado.

Dice que las compañías que agremia no han reportado en los últimos años un sólo secuestro ni extorsiones.

Siga bajando para encontrar más contenido