Disminuyó 20,8% el número de homicidios en el Valle, en primer semestre de 2008

En el ámbito nacional, ese departamento registró la mayor baja de homicidios. Sin embargo, en el municipio de El Dovio hay preocupación por el aumento de las muertes violentas.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

En esta población, el promedio de homicidios por año es de dos y en lo corrido del 2008 ya va en siete. Como se trata de un municipio pequeño, de solo 10.903 habitantes, el incremento los tiene alarmados.

Los recientes homicidios han ocurrido en los últimos tres meses, lo que ha llevado a que se haga una convocatoria de un consejo de gobierno.

Según las autoridades, cuatro de estos casos tienen que ver con retaliaciones por la reactivación de grupos armados.

"La alerta la prendió el asesinato, el domingo pasado, de un soldado que estaba vestido de civil", dijo el alcalde de ese municipio, José Gustavo Padilla.

Ese día, a las 6:20 de la tarde el soldado profesional Víctor Alfonso Cortés Toro, de 23 años y adscrito al Batallón Vencederos de Cartago, fue asesinado cuando caminaba por el barrio Nicolás Borrero.

"Entre la población se maneja la versión de que pudieron ser los 'machos', por algunas operaciones que ha realizado en la zona el Batallón Vencederos. Pero no ha habido enfrentamientos", explicó el comandante (e) de la Policía Valle, coronel José Manuel Sánchez.

En esta zona tienen influencia las Farc, paramilitares rearmados, narcotraficantes y quedan rezagos de los 'machos' y de los 'rastrojos', brazos armados de los capos de la mafia Diego Montoya, hoy preso, y Wílber Varela, muerto.

El Dovio es una de las entradas al cañón del Garrapatas, donde están a punto de florecer los cultivos de coca.

"Para nadie era un secreto que ahí hay cultivos de coca importantes. El Ejército erradica y vienen las complicaciones", dijo la secretaria de Gobierno del Valle, Tania Álvarez.

Según el coronel Sánchez, desde Tuluá hasta el norte del Valle la situación está controlada.

Además, el Ejército hace presencia con retenes en las entradas y salidas de El Dovio y patrulla el área rural, mientras que policías que estaban en comisión y se habían ido a reforzar la seguridad a las poblaciones de La Unión y Zarzal, regresaron al municipio.

En Cali y su área metropolitana se cometieron 721 homicidios, 21 por ciento menos que el año pasado; y en Buenaventura fueron 108 casos, con una disminución de 47 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido