Se dispara prima de café colombiano; el mercado mundial pagó sobreprecio de US$0,77 por libra

Las escasez ha jalonado el alza, pues la industria requiere de este producto para hacer mezclas y ofrecer bebida de calidad a los consumidores.

POR:
mayo 01 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-01

Esa es la razón por la cual la prima para el café de Colombia ha aumentado significativamente en los últimos meses, según informó desde Londres, Néstor Osorio, director general de la Organización Internacional del Café (OIC).

Señaló, además, que estas fueron de 15 centavos para los cafés brasileños (algo inusitado en el mercado), lo mismo que 5 centavos por los mexicanos, 25 por los costarricenses y 35 centavos de dólar por los cafés procedentes de Guatemala.

"Tradicionalmente, muchos de estos productos se compran con descuento. Por ejemplo, los de Guatemala, Nicaragua y El Salvador se venden a un precio de paridad, es decir, el de la bolsa, mientras que los procedentes de Honduras y Perú, por el contrario, se venden con descuento por su calidad inferior", explicó Jorge Lozano, gerente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia (Asoexport).

POCA COSECHA

Precisamente, el vocero de los exportadores consideró que los buenos precios internacionales no ha beneficiado en mucho a los productores locales, porque la producción está muy baja.

En cifras, se estima que la cosecha del primer semestre del 2009 será de 4,5 millones de sacos, alrededor de 1,6 millones menos que en el mismo periodo del 2008, cuando se produjeron 6,1 millones.

Sólo durante el primer trimestre del año las exportaciones cayeron 16 por ciento, y totalizaron 2,631 millones de sacos, frente a los 3,127 millones de sacos exportados entre enero y marzo del 2008, informó la Federación Nacional de Cafeteros.

Por su parte, Osorio explicó que el valor de la prima registrado ahora no corresponde a los parámetros normales sino a la escasez del grano colombiano.

Esto lo ratificó en su informe mensual del mercado cafetero mundial, al señalar que la disminución de las cosechas de Colombia y América Central está contribuyendo a la creación de un equilibrio frágil entre la oferta y la demanda.

Ese es especialmente preocupante en un momento en que las existencias están en sus niveles más bajos y en que se espera que la producción del Brasil en el año de cosecha 2009/2010 sea de menor tamaño, dado que ese es el año de bajo volumen de cosecha en el ciclo bienal de la producción de cafés arábicas.

Además, señaló Osorio en su informe, no hay indicaciones de que haya un descenso significativo de la demanda debido a la crisis económica mundial.

El dirigente del sector cafetero mundial dejó entrever que los altos valores pagados por las primas son temporales y no se extenderán por mucho tiempo, precisamente porque el origen de este sobreprecio obedeció a la escasez.

Por estos motivos, muchas marcas, en países como los Estados Unidos, se venden como cien por ciento colombiano, por lo que se hace necesario mantener una oferta regular del grano para satisfacer ese mercado.

Osorio y Lozano coincidieron en afirmar que la salvación para el café colombiano en el mercado internacional será la cosecha de mitaca que comenzó a ser recolectada en los departamentos de Cauca, Tolima y Huila, donde se la considera como la principal del año, aunque en la zona del sur huilense la producción fuerte se registra en el segundo semestre de cada año.

Vale la pena destacar que, una vez normalizado el volumen de los embarques, la prima podría comenzar a bajar de forma lenta y llegar a un piso cercano a los 20 centavos.

Se mantendría así, entre otras razones, por la baja oferta de Brasil que está en su año de baja cosecha y se estima una cosecha de entre 36 a 40 millones de sacos de 60 kilos, frente a los 48 millones del año pasado. En Colombia también se espera una merma en la producción para el presente año.

Colombia, único con sobreprecio

La prima es un dinero extra que el comprador de café paga para asegurar el suministro de grano de calidad. Este sobreprecio es mayor o menor según la calidad y la oferta; además, no corresponde a una tabla o a acuerdos previos de precio.

Para ganarla, funcionarios de la bolsa toman muestras en los embarques que llegan a los puertos y de llegar a pasar los estándares convenidos, se paga dicha prima y es válido para entregarlo contra un solo contrato.

Todos los cafés del mundo tienen sus propios parámetros, pero solo el colombiano recibe un sobreprecio. En el país, la prima es una de las tres variables que se tiene en cuenta para fijar el precio interno de compra para el recibo del café a las cooperativas de
caficultores en las bodegas de Almacafé.
Siga bajando para encontrar más contenido