Disputa entre Superfinanciera y bancos por cuentas de ahorro de bajo monto

Mientras la entidad de control insiste en que ya están dadas todas las condiciones para abrir esas cuentas, los segundos se niegan a hacerlo.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

El primer argumento de los bancos para no ofrecer estas cuentas, que fueron autorizadas desde el pasado 11 de abril, es que para implementarlas deben flexibilizar los requisitos de apertura, que son estrictos por los programas de prevención de lavado de activos.

A eso la Superfinanciera respondió que ya realizó las modificaciones necesarias y que para estas cuentas, las entidades solo deben verificar los nombres del cliente, el documento de identificación, lugar y fecha de nacimiento.

"Así las cosas, la Superintendencia considera que la normatividad vigente para prevenir el lavado de activos y la financiación de terrorismo no constituye obstáculo alguno para la apertura de este tipo de cuentas", asevera un comunicado del organismo de control.

Sin embargo, estos cambios tampoco parecen ser suficientes para los bancos, quienes insisten en no ver la necesidad de abrir cuentas de ahorro diferentes a las que existen hoy, pues eso complicaría más el sistema financiero y le restaría beneficios a las cuentas que ya hoy están abiertas.

"Actualmente, varias entidades ya ofrecen la posibilidad de realizar dos transacciones y una consulta de saldo mensuales sin costo (tal como se plantea para las de bajo monto) y si ese beneficio solo se da para las nuevas cuentas, los demás clientes lo perderían", sostuvo María Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, quien además considera muy dispendioso el proceso de ponerse a diferenciar las cuentas de ahorro.

Sin embargo, la ventaja de las cuentas de bajo monto no es solo la posibilidad de realizar algunas transacciones sin costo, sino que además a sus titulares no se les puede cobrar el manejo de la cuenta, los talonarios o las tarjetas débito, como tampoco se les puede exigir un depósito mínimo para su apertura, ni saldo mínimo que deba mantenerse, cosa que sí ocurre con las demás cuentas.

Pero más allá de la diferencia de puntos de vista, lo cierto es la Superfinanciera poco puede hacer, dado que los bancos no están obligados a ofrecer esas cuentas, son solo para los que quieran hacerlo y por ahora ninguno parece querer.

Siga bajando para encontrar más contenido