‘Diversificación polaca, referente para Colombia’

En 25 años y tras la caída del comunismo, Polonia logró convertirse en una economía diversificada e industrializada, que crece a más del doble que el promedio europeo. Marcin Piatkowski, economista jefe del Banco Mundial en ese país, dice que la educación fue una de las claves.

POR:
junio 16 de 2014 - 02:45 a.m.
2014-06-16

Polonia se ha convertido en una de las estrellas de la economía europea. En momentos en que el Viejo Continente no logra salir de la crisis, ese país crece a niveles superiores que el promedio y es un polo importante de inversiones, pues su economía es altamente diversificada. Esta tarea la completó en apenas 25 años, luego de la caída del comunismo.

Marcin Piatkowski, economista jefe del Banco Mundial en Polonia, señala que la experiencia de ese país puede ser tomada como un referente en Colombia para continuar en su camino de crecimiento.

Sobre este y otros temas, el experto habló con Portafolio.

¿Cómo viene avanzando Europa en la salida de la crisis?

Lo más rescatable es que como un todo, Europa será más fuerte. La crisis ha ayudado a introducir reformas que no se hubieran hecho en otras circunstancias. Muchas economías han sentido grandes transformaciones, fortalecido las instituciones, modernizado el mercado laboral y mejorado en competitividad, son cosas que no se han podido apreciar desde afuera.

¿Cuál es su visión de la economía colombiana?

Creo que el país está haciendo muy bien su tarea. Pero debe seguir mejorando y en este tema, entre más buenas prácticas internacionales tome como referente para ser analizadas, mejor. Creo que la economía polaca es, en muchas formas, un ejemplo potencial de especial interés para Colombia, incluso mejor que los países asiáticos por razones culturales.

¿Cuáles son las razones?

Contrario a lo que muchos puedan pensar, Polonia fue uno de los más afectados negativamente por el comunismo. Hace 25 años, estaba en bancarrota, tenía una inflación muy alta y tanto la industria como la agricultura eran ineficientes y poco competitivas. Pero ahora, es de las economías más saludables y ha duplicado su tamaño del PIB, que es de 550.000 millones de dólares este año, con 38 millones de habitantes. Distintos organismos estiman que seguirá creciendo al doble del ritmo de Europa Occidental, lo cual quiere decir que en el 2030 tendremos un ingreso de casi el 80 por ciento del ingreso promedio de Europa Occidental.

¿Cómo llegaron a ese punto?

Un tema fundamental para este cambio fue enfocarse en la educación, hay 5 veces más estudiantes universitarios que hace 25 años, el país tiene buen desempeño en los escalafones internacionales y es tercero en Europa. Tenemos la generación joven más competitiva en la historia de Polonia, es más educada, de mente abierta, bilingüe y con acceso a la tecnología. Además, somos los más competitivos en materia de salarios que el resto de Europa.

¿Eso cómo se verá traducido?

La mano de obra educada ayudará a que Colombia diversifique su economía de los recursos naturales. En Polonia no hay ni petróleo ni gas, todo es importado. Aún así, tiene más de 200.000 millones de dólares en exportaciones, 20 veces más que en 1989. La mayoría son manufacturas, electrodomésticos, industria automotriz, televisores, alimentos, productos agroindustriales, entre otros.

¿Cómo se ve reflejada esa diversificación en la industria?

En Polonia las manufacturas representan alrededor del 22 por ciento del PIB y no hay un solo producto que represente más del 5 por ciento del total. Hay, entre muchas otras actividades, industria automotriz, electrodomésticos, electrónica, farmacéuticos, TI y procesamiento de alimentos. Sobre este punto, quiero recordar que los campesinos eran los principales opositores a la inserción a la UE, porque creían que con la apertura iban a desaparecer. El resultado es que estaban equivocados, porque Polonia exporta más de 25.000 millones de dólares en alimentos a Europa. Por ejemplo, empresas polacas son proveedoras de los supermercados portugueses Ara.

¿Hay algún otro punto clave para diversificar?

Sin duda, la tecnología e innovación. Es algo reciente, pero la idea es pensar en que el país tenga sus propias tecnologías, que las empresas y los emprendedores colombianos diseñen cosas que innoven para su propio mercado. Hay que usar el dinero para subirse a la innovación, incentivar el diseño de aplicaciones. ¿Por qué no puede ser colombiana una aplicación que se le venda a Facebook o a Google por millones de dólares? No es solo importar ideas sino exportarlas y hacer de buenas ideas locales un éxito global.

CÓMO APROVECHAR EL BUEN MOMENTO

El economista del Banco Mundial en Polonia, dice que “si los empresarios colombianos quieren invertir en Europa y exportar más, deberían empezar por países como Polonia.

Es más sencillo que en otros países del continente, además que desde aquí es fácil traer los productos, ponerlos en un camión y venderlos al resto de Europa. Polonia está más abierto a la inversión y al comercio que el promedio”. La inversión en infraestructura es clave. Polonia era el miembro más pobre de la Unión Europea, y por eso recibió cerca de 150.000 millones de dólares de fondos que venían con una destinación específica, entonces se construyeron carreteras, sistemas ferroviarios modernos, parques tecnológicos y centros de investigación.

Siga bajando para encontrar más contenido