'DMG-manía' hizo olvidar la crisis mundial: Wall Street cayó en 5,56% (445 puntos)

La atención que ha suscitado el tema de las pirámides dejó de lado uno no menos importante: el de la crisis financiera del mercado global. Este jueves el Dow Jones se ubicó en 7,552.29 unidades.

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Por su parte, el tecnológico Nasdaq quedó en 1,316.12 unidades y bajó en 5.07%. En Colombia, el Igbc bajó 1.51% y cerró en 6.904,50 unidades.

Los principales índices de las bolsas europeas cayeron en torno al 3 por ciento por el temor a una recesión generalizada, que se intensificó al conocerse el aumento de las peticiones de ayuda por desempleo en EEUU. 

La renta variable europea comenzó la sesión con fuertes retrocesos por el referente negativo de Wall Street el día anterior (-5,1 por ciento) y el desplome de los mercados asiáticos.

A mediodía, las principales plazas bursátiles europeas moderaban las caídas pero en la sesión de tarde las volvieron a intensificar por la tendencia bajista de Wall Street en la apertura, tras conocerse el aumento de las solicitudes de subsidio por desempleo, en 27.000 la semana pasada, hasta 542.000, el nivel más alto desde julio de 1992.

Al final, la disminución de las pérdidas del mercado neoyorquino, comandadas por General Motors y Citigroup, mitigó los descensos de las bolsas europeas.

Al cierre, Londres bajó un 3,26 por ciento, Fráncfort cayó un 3,08 por ciento, París cedió un 3,48 por ciento y Madrid lo hizo un 2,72 por ciento.

Las bolsas de Asia acusaron la caída de Wall Street hasta su nivel más bajo en cinco años el día anterior con desplomes cercanos al 7 por ciento en los casos de Tokio y Seúl.

Las preocupaciones de los inversores se centran en la capacidad de supervivencia del sector automovilístico de EEUU, que puede tener efectos en los fabricantes europeos, como es el caso de la alemana Opel.

Además, la revisión a la baja de los pronósticos de crecimiento para el conjunto del ejercicio que hizo la Reserva Federal estadounidense (Fed) también lastró a la renta variable europea.

El Banco Nacional de Suiza bajó los tipos de interés por sorpresa en un punto porcentual y los dejó en el 0,5 por ciento.

Además, el instituto alemán de investigación económica Ifo informó de que el clima económico mundial empeoró en el cuarto trimestre por quinta vez consecutiva y cayó hasta el nivel más bajo desde hace más de 20 años.

El debilitamiento económico tiene sus efectos en el precio del petróleo que mantuvo su tendencia a la baja.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en enero se situó hoy por debajo de los 50 dólares y alcanzó un precio mínimo de 48,54 dólares en Londres.

En Europa, el sector de materias primas, muy dependiente de la coyuntura económica, lideró las caídas con un retroceso del 8,9 por ciento, seguido de las compañías de petróleo y gas con un 5,2 por ciento y de los servicios financieros con un 5,2 por ciento.

En Madrid, de las siete empresas del Ibex-35 con ganancias, el primer puesto fue para Sacyr, el 13,23 por ciento, por el interés de la petrolera rusa Lukoil en comprar el 20 por ciento que la constructora tiene en Repsol.

En Fráncfort, los bancos encabezaron los descensos: Commerzbank (-8,47 por ciento), Deutsche Bank (-9,44 por ciento) y Hypo Real Estate (-16,54 por ciento).

En lo que va de año, Londres cede un 39,99 por ciento; Fráncfort, un 47,69 por ciento; París, un 46,91 por ciento, y Madrid, un 47,38 por ciento.

El euro bajó y se movió alrededor de la marca de los 1,25 dólares pese a la publicación de datos económicos negativos en EEUU.

Algunos expertos consideraron que la moneda única debería haber caído con más fuerza dados los fuertes retrocesos en los mercados de valores internacionales pero que logró mantener estabilidad.

Siga bajando para encontrar más contenido