‘Para el DNP, el sistema de regalías es el gran reto’

Con la figura de los Contratos Plan, el nuevo director del Departamento Nacional de Planeación piensa centralizar todos los recursos de presupuesto para inversión regional, y así, optimizar el gasto en obras de mayor impacto social.

Su experiencia como político le ha permitido conocer las necesidades regionales para determinar las prioridades del gasto.

Rodrigo Sepúlveda/ETCE

Su experiencia como político le ha permitido conocer las necesidades regionales para determinar las prioridades del gasto.

Finanzas
POR:
agosto 30 de 2014 - 01:40 a.m.
2014-08-30

Simón Gaviria dejó por un tiempo la política para asumir un cargo técnico como la dirección del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Plantea una reforma al interior de la entidad para optimizar el manejo y la asignación de los recursos de las regalías, entre otras iniciativas.

¿Cómo asume este reto de dirigir el DNP?

Con mucho entusiasmo. Colombia en los últimos diez años ha tenido importantes sucesos económicos, como incrementar la tasa de inversión de 18 a 28 por ciento o lograr disminuir el desempleo de 14 al 9,3 por ciento y hay 2,5 millones de colombianos que han dejado la pobreza e ingresado a la clase media.

El país tiene que hacer un gran esfuerzo para mejorar su productividad. Tenemos que generar un consenso nacional, frente a que la formulación del presupuesto no es estrictamente si el sector logra gastarse sus recursos, sino sobre si ese presupuesto genera los resultados planteados.

¿Le preocupa la desfinanciación del Presupuesto?

Para eso viene la Ley de Financiamiento que va a generar los 12,5 billones de pesos que están faltando para hacer el cierre correspondiente. Vamos a entregar un presupuesto que permita un balance sano en las cuentas fiscales. Para los próximos presupuestos, articulados con un plan de desarrollo, esperamos seguir en el debate de ejecución contractual contra ejecución real, e introducirle el ingrediente de resultados.

Muchas políticas públicas se ejecutan al ciento por ciento, pero no cumplen las metas, y eso va a requerir la construcción de una herramienta para hacerle seguimiento a las partidas de inversión en temas sectoriales, para entender al país, no solo en su componente municipal y departamental, sino regional.

Un clúster hay que entenderlo por provincias, para ver la calidad de las políticas públicas.

El Sistema General de Regalías (SGR) no se ha terminado de inventar y el Presidente le pidió mayor equidad. ¿Cómo cambiar el modelo?

Esperamos dentro de poco anunciar el presupuesto de inversión de regalías, en esta legislatura. El SGR es un reto para esta entidad, que no estuvo diseñada para ese sistema. El reto administrativo de tener 1.090 Ocads, es muy complejo para el DNP. La idea es regresar al espíritu original de la reforma a las regalías y concentrarnos en los proyectos que sí tienen impacto regional.

La figura de Contratos Plan garantiza tener unidad de caja en la inversión. Toma los recursos del presupuesto de inversión, los del SGR, los de alcaldes y gobernadores y articula y apalanca esas fuentes de inversión con propósitos comunes, en vías, en electrificación, en distritos de riego, y crea conciencia sobre los requisitos que tiene un departamento para lograr su desarrollo. El SGR tiene muchas fuentes que no se conectan.

¿Apoya la iniciativa parlamentaria de la U de quitarle protagonismo a los Ocad y dárselo a los entes territoriales?

Desde la Comisión Quinta, Maritza Martínez ha sido una de las grandes dolientes del tema de regalías y el acto legislativo que ella presenta tiene propuestas interesantes y muestra la necesidad de optimizar el actual Sistema.

Con los ministros de Hacienda y de Minas vamos a hacer un inventario de propuestas que se pueden sacar adelante a través de resoluciones y actos administrativos para simplificar el Sistema, eliminar trámites, mejorar su planificación y la compensación para las regiones productoras. Hay otro tipo de iniciativas que podrían venir por orden legal y otras que podrían darse por acto legislativo.

¿Cómo se perfilará el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014 - 2018?

Tenemos 550 documentos base para construir un PND desde las regiones, para entregarles a los sectores herramientas legislativas para mejorar su gestión. Con el reto del cierre de acuerdos de La Habana, estamos haciendo un ejercicio muy diligente en el costeo de implementación del acuerdo, en cuantificar los dividendos sociales y económicos de la paz y el Plan Nacional de Desarrollo debe ser flexible y tener las herramientas para preparar al país por si se logra el acuerdo, lograr victorias tempranas, que son fundamentales en la construcción de una paz duradera en el país.

¿Cómo lograr que el sector agropecuario crezca sostenidamente?

En este sector la clave es tener avances en productividad y eso genera progreso, empleo y equidad. En pocas semanas le plantearemos al país un debate sobre los subsidios.

El Estado es un gran dispensador de ellos y son una herramienta fundamental para la construcción de bienes públicos, en la productividad, en igualdad y en superación de pobreza.

Pero tenemos que reflexionar sobre la manera como los estamos entregando, y analizar si están generando el dividendo social esperado y avances en productividad. La planeación debe ser sólida en lo técnico, pero generar consensos a largo plazo en cada estamento.