¿Por qué el dólar está más barato en las casas de cambio?

Existen dos mercados: el regulado, que es el 'mayorista', atado a datos económicos locales y globales y que se negocia a través de plataformas electrónicas. El otro, el 'minorista' es el de las casas de cambio y se negocian dólares físicos y de manera directa.

Dólar

Archivo / Portafolio

Dólar

Finanzas
POR:
septiembre 07 de 2015 - 08:35 p.m.
2015-09-07

Desde comienzos de este año el valor de los dólares en el país ha registrado un fuerte incremento. Prueba de ello, es que la Tasa Representativa del Mercado (TRM) ha pasado de 2.392 pesos a niveles por encima de 3.200 pesos.

Aunque en las últimas semanas, la TRM ha sufrido de bastante volatilidad (unos días sube y otros días baja), el precio por dólar que cobran en las casas de cambio mantiene mayor estabilidad y aún no supera ese piso ‘sicológico’ de los 3.000 pesos.

¿POR QUÉ LA DIFERENCIA ENTRE LOS DOS TIPOS DE CAMBIO?

A pesar de que es un fenómeno económico complejo de explicar, primero hay que entender que el mercado de las monedas extranjeras en Colombia se divide en mercado regulado y mercado cambiario.

El primero consiste en aquellas operaciones que se hacen a través de intermediarios como son los bancos o entidades financieras. En términos populares, es un mercado que funciona al ‘mayoreo’.

Por otra parte, se encuentran las operaciones de mercado libre, las cuales no son reguladas e incluyen remesas, giros y compra de monedas en casas de cambio, que son realizadas por personas naturales. Este es el mercado minorista.

Las divisas del mercado ‘mayorista’ se transan en el sistema de negociación electrónica SET-FX, que es el escenario en donde se fija el precio del dólar por oferta y demanda.

Al final del día se tiene una tasa promedio que es muy cercana a la TRM, calculada por la Superintendencia Financiera, y que se utiliza como la referencia para la fijación del precio oficial del dólar.

Por su parte, el mercado minorista, el de ‘la calle’, negocia el mismo producto pero lo hace de una forma distinta.

Wilson Tovar, gerente de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores, señala que la TRM es fijada de acuerdo al resumen contable de las operaciones reguladas que pasaron por los bancos y otros intermediarios durante las 8 a.m. y 1 p.m.

Además, dichas operaciones se llevan a cabo en una plataforma electrónica que no requiere de traslado físico de las divisas. Los bancos que negocian en dólares utilizan cuentas en el exterior para comprar y vender los billtetes verdes.

“Los cálculos que hace la Superfinanciera son hechos a partir del reporte que incluye diversas transacciones: reintegro de valores a los exportadores, compra de divisas para los importadores, entrada y salida de recursos de los inversionistas extranjeros que venden sus dólares para comprar otros activos en el mercado local. Por esta razón, este mercado mantiene un flujo enorme de dólares, es decir, funciona al ‘mayoreo’ donde intervienen los agentes económicos más grandes”, explicó Tovar.

Por el contrario, los dólares que compra el ciudadano común y corriente en las casas de cambio corresponden a las fluctuaciones de un mercado de billetes físicos y no de transacciones electrónicas.

DIFERENTES RIESGOS

Los agentes que comercian los dólares en los centros comerciales o aeropuertos corren con riesgos distintos a los del mercado del dólar interbancario.

En las negociaciones ‘mayoristas’, los agentes juegan con las expectativas del mercado. Actualmente, la que más ‘golpea’ a los inversores es el precio del petróleo. Si la cotización del hidrocarburo baja, el valor de la moneda estadounidense sube, y viceversa.

Otro aspecto que no tienen en cuenta las casas de cambio son hechos económicos que aumentan o disminuyen el apetito por la moneda estadounidense como el futuro de la política monetaria de la Reserva Federal en Estados Unidos o la desaceleración de la economía china.

Por otra parte, Camilo Durán, analista macroeconómico de la firma Credicorp Capital, advierte que los precios de las casas de cambio se distancian de la tasa oficial debido a que la oferta de dólares en ambos mercados es distinta.

“Mientras que en el segmento entre bancos la oferta de dólares responde a factores económicos del país, en las casas de cambio la oferta está ligada a efectos causados por el consumo privado como son las temporadas de vacaciones”, agregó Durán.

Adicionalmente, el economista de Credicorp Capital sugiere que los precios del dólar de ‘la calle’ se podrían alinear con la TRM a medida que la volatilidad se reduzca.

Al respecto, Wilson Tovar indicó que las tasas tendrán un momento de convergencia cuando los agentes de las casas de cambio despejen sus dudas sobre el comportamiento de la economía durante los próximos meses.

“Las casas de cambio establecerán el mismo precio de la tasa oficial cuando se sientan blindados de las variaciones tan fuertes que se han visto durante las últimas semanas”, agregó.

Juan Sebastián Rojas

sebroj@eltiempo.com

Twitter: @jusebroj