En Colombia, el dólar cayó al precio más bajo en 20 meses

Ayer, la divisa tuvo otra jornada de debilidad, y en el mercado local se negoció en un promedio de 2.836 pesos.

Dólar en Colombia

En la medida en que el precio del petróleo Brent se mantenga en niveles altos como los actuales, el dólar podría seguir retrocediendo.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
enero 18 de 2018 - 10:04 p.m.
2018-01-18

A pesar de los altibajos del día a día en el mercado cambiario, la realidad es que en Colombia, el precio del dólar no deja de caer, y ayer retrocedió a niveles que no se veían en 20 meses.

La divisa se negoció en un promedio de 2.836 pesos, la cotización más baja desde comienzos de mayo del 2016. Incluso, durante la jornada alcanzó a tocar un valor mínimo de 2.829 pesos.

(Lea: El dólar prolonga su caída)

Así, los 2.836,85 pesos de la TRM de mañana mostrarán una caída de 148 pesos, comparados con la del cierre del 2017. Con esto, el peso colombiano sigue estando entre las monedas que más se han revaluado este año: 5,1 por ciento, solo superado por el peso mexicano, con 5,6 por ciento, según datos de Bloomberg.

(Lea: Conozca en cuánto cerraría el dólar al final de 2018 y qué le espera a la economía colombiana

De todas maneras, en los últimos días el dólar en Colombia no ha estado muy lejos de la cotización actual. “El nivel actual suele ser defendido, pues salen compradores a atajar la moneda. Sin embargo, han aumentado las probabilidades de que rompa este piso e incluso alcance los 2.700 pesos, precio que no se ve desde mediados del 2015”, explica Camilo Silva, gerente de la firma de análisis independiente Valora Inversiones.

(Lea: Son más las razones para que el precio del dólar continúe bajando

Como se sabe, el comportamiento del petróleo es el principal determinante del movimiento de la divisa en el mercado colombiano, por la relevancia que tiene el hidrocarburo para el país, en términos de inversión, exportaciones e ingresos fiscales, entre otros.

El barril en la referencia Brent se mantiene alrededor de los 70 dólares, precio que no se veía en años.

Pero además, otro tema es que el dólar se está debilitando frente a otras monedas, principalmente el euro, y hay varias razones que explican esta tendencia.

Un despacho de la agencia Reuters señala que los inversionistas están buscando aumentar sus portafolios en divisas diferentes al dólar, pues la deuda estadounidense ha tenido altos rendimientos

Esto se ha acentuado en las últimas sesiones, pues hay temores por una posible paralización de las actividades del Gobierno de Estados Unidos, mientras los legisladores intentaban cerrar un acuerdo de presupuesto federal para evitarlo.

Dice Reuters, citando analistas, que si antes del plazo límite del viernes (hoy) no se llega a un acuerdo para financiar las operaciones gubernamentales, aunque sea de forma temporal, esta situación se sumaría a un clima ya negativo para el billete verde.

Todo esto se suma a la expectativa que viene desde finales del año pasado en el sentido de que los bancos centrales empezarán a recortar los estímulos a las economías desarrolladas.

Esto, sin contar con el gran ánimo después de la reforma tributaria en Estados Unidos, que además le ha dado un impulso a Wall Street al punto de alcanzar niveles récord en los distintos indicadores bursátiles.

CAUTELA

De todas maneras, las expectativas deben ser moderadas. Felipe Campos, gerente de investigaciones y estrategia en Alianza Valores, considera que estas caídas de la divisa son temporales, y vendrá un ajuste que llevará a la divisa nuevamente hacia los 3.000 pesos.

“Por un lado, el optimismo es bueno, pero creemos que no es el principio, sino el final de algo, que es el ciclo económico de Estados Unidos. Pero además, al ver al petróleo, si el precio de estabilidad es de 70 dólares o más, el dólar no va a rebotar, pero se ha dicho que ese valor está más hacia los 50 dólares”, señala.

Añade que habrá que ver cómo reacciona la producción de crudo, los resultados corporativos en Estados Unidos, y en Colombia habrá que esperar volatilidad por cuenta de la temporada electoral. De todas maneras, el mercado no cree que haya un cambio de inclinación política.

Siga bajando para encontrar más contenido