¿El dólar superará los $3.000 esta semana?

El petróleo seguirá siendo principal jalonador de la divisa, dicen los analistas, divididos sobre el comportamiento de la moneda esta semana.

Dólares

Mientras algunos analistas esperan un dólar alrededor de los $2.940, otros no descartan que suba hasta $3.050.

Reuters

Finanzas
POR:
Portafolio
mayo 16 de 2016 - 01:40 a.m.
2016-05-16

Luego de cerrar una semana volátil, en la que gran parte de sus ganancias las obtuvo el viernes al subir $49,16, el dólar se cotizó en promedio en $2.983,93 acercándose a los $3.000.

La pregunta es, ¿superará esta barrera o se mantendrá por debajo de ese precio? Los analistas están divididos.

Camilo Silva, de Valora Inversiones, espera que la moneda cierre en $2.940. Si bien prevé que se den jornadas volátiles que podrían llevar a la divisa a superar los $3.000, el dólar sufriría correcciones que no le permitirían cerrar la semana por encima de ese nivel.

Para Silva, este escenario se daría enmarcado en varios sucesos. Por un lado, se presentaría una caída en los inventarios y producción de crudo en Estados Unidos. Este registro haría que el barril se cotizara sobre los 45 dólares lo que, más allá del precio, significaría que el petróleo está logrando una estabilidad que, a su vez, mejoraría sus costos.

Por otra parte, este martes Estados Unidos revelará cómo va su inflación. De caer más de lo esperado –tal como lo pronostica el analista- disminuirán aún más las probabilidades de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) suba las tasas en junio. Estos resultados depreciarían el dólar a nivel global. Si la inflación sube, repercutiría en la fortaleza de la divisa.

A nivel local, el jueves el país conocerá cómo le fue a la balanza comercial en marzo. Silva considera que estos resultados tienen un efecto directo en el dólar de cara al peso. La fórmula es sencilla: si las exportaciones disminuyen de cara las importaciones, el peso se deprecia; si aumentan, la moneda nacional se revaluará. Sin embargo, aunque este rubro baje, lo importante al final de la jornada sería cuánto y si está desacelerando su descenso. La magnitud de la caída amortiguará o profundizará la devaluación del peso.

Orlando Santiago, de Fénix Valor, prevé que la divisa se acercaría a los $2.900, cerrando en $2.930. El analista considera que el petróleo seguirá ‘robándose’ la atención del mercado y marcando el comportamiento del dólar.

Esta semana, Santiago estima que el crudo se cotice por encima de los US$ 46 por barril. Al igual que Silva, anota que esto le significaría una estabilidad importante al petróleo pero añade que también sería el aliciente de un alza importante.

Sebastián Díaz, del Banco de Bogotá, y Daniel Velandia, de Credicorp Capital, están en desacuerdo con Silva y Santiago: ellos no descartan que el dólar cierre la semana por encima de los $3.000 e, incluso, que llegue a los $3.050.

Díaz anota que dos hechos estarán en contravía en las próximas sesiones. Por un lado, los recortes de producción en Canadá y en Nigeria llevarían al crudo a cotizarse sobre los US$47, hecho que se vería contrarrestado por el registro de inflación de Estados Unidos que, a diferencia de Silva, el analista del Banco de Bogotá prevé que dé una sorpresa alcista. En esta lucha de influencias, Díaz cree que el peso terminará por devaluarse.

Aunque para él las noticias internacionales tienen más poder que las locales sobre el comportamiento de la divisa estadounidense, anota que en el plano nacional el mercado espera este lunes la publicación de las ventas minoristas y producción industrial en marzo, comportamientos que se desacelerarían y que generarían más efectos negativos sobre el peso.

Daniel Velandia concuerda con Silva y Santiago en que el crudo seguirá siendo el principal influenciador de la divisa, pero no considera que el barril presente incrementos más fuertes.

En cambio, pone en el radar una situación que, según él, ya está pesando en el mercado: la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). El referendo, que se dará el próximo 23 de junio, genera cada vez más incertidumbre entre los operadores que desde ya se inclinan porque el país decida abandonar la UE, lo que para ellos se traduce en un resultado desfavorable.

Para él, con estos hechos como telón de fondo, no sería una sorpresa que el dólar cerrara la semana en $3.050.

MERCADO LOCAL, SIN MAYORES SORPRESAS

Velandia, Santiago y Silva concuerdan en que la semana transcurrirá en relativa estabilidad para el mercado nacional.

Silva anota que, luego de una compra muy fuerte por parte de los fondos de pensiones en el índice Icolcap que llevó a las cifras de inversión a niveles históricos, estos números se moderarían.

En esta ocasión, la atención estará centrada en los resultados trimestrales de las empresas. Las que ya han revelado sus informes (Ecopetrol, Celsia, Cementos Argos, entre otras), han presentado números favorables; por ello, el mercado espera que las compañías que restan muestren registros mejores de lo esperado.

Por su parte, aunque el Colcap enfrentaría cierta volatilidad, cerraría la semana cerca de los 1.350 puntos que presentó al finalizar el viernes pasado. Si bien podría presentar leves retrocesos que harían caer el índice alrededor de los 1.330 puntos, los analistas consultados por Portafolio.co ven con buenos ojos su comportamiento para lo que resta del año, pues no creen que su tendencia alcista haya concluido.