El dólar vuelve a retomar el rumbo alcista

Tras la coyuntura de la entrada de dólares por el rebalanceo de JPMorgan la divisa podría llegar, incluso, a los 2.000 pesos.

El país debe estar preparado para una eventual depreciación del peso a pesar de la actual fortaleza que exhibe.

Archivo particular

El país debe estar preparado para una eventual depreciación del peso a pesar de la actual fortaleza que exhibe.

Finanzas
POR:
septiembre 03 de 2014 - 04:01 a.m.
2014-09-03

El pasado 14 de agosto, durante la asamblea anual de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) que se realizó en Medellín, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, advirtió que el país tendría que estar preparado para una eventual depreciación del peso a pesar de la actual fortaleza que exhibe.

“Todos tenemos que tener presente que, así como el peso se ha apreciado en los últimos años, en cualquier momento, y así lo vimos en el 2008 y 2009, puede haber una depreciación fuerte y ahí tenemos que estar preparados nosotros y, por supuesto, todo el empresariado colombiano, todos los colombianos”, aseguró Uribe durante un foro en el que también participaba el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Desde ese día, la Tasa Representativa del Mercado, que para hoy se ubica en 1.931 pesos, ha subido 48 pesos, una revaluación del dólar de 2,5 por ciento que podría llegar pronto a 3,5 por ciento si sucede, como dicen muchos analistas, que la divisa se ubicará en 1.950 pesos.

Entre las causas de la nueva subida del dólar durante el año se encuentran el inicio de la normalización económica en Estados Unidos. Esta, precisamente, fue la razón por la que el dólar alcanzó niveles superiores a los 2.050 pesos en febrero de este año, evento que tenía contento al sector productivo del país.

Sin embargo, en marzo, cuando la banca de inversión JPMorgan anunció que a partir del 30 de mayo los TES colombianos aumentarían su participación de 3,24 a 8,05 por ciento en su índice de deuda emergente interna, en el país hubo un remezón.

Lo analistas calculaban que a la economía colombiana ingresarían entre 10 y 20 billones de pesos por cuenta de los bonos que tendrían que comprar quienes siguen este índice, y el dólar volvió a bajar. En julio, cuando entró la mayor cantidad de divisas por el rebalanceo, 2.273 millones de dólares, la tasa de cambio llegó a 1.846 pesos.

Sin embargo, ese dinero ya está terminando de entrar y, para algunos analistas, este es otro factor que está influyendo en la apreciación de la divisa.

Pero no es el único tema. Para Francisco Chaves, jefe de investigaciones de Corredores Asociados, el movimiento al alza también se está evidenciando por temas fundamentales de Colombia.

“Vemos un desbalance en cuenta corriente que es bastante alto, un déficit que puede estar alrededor del cuatro por ciento del PIB, lo que ante cualquier choque externo que veamos por el lado de la Fed o algún evento internacional nos puede poner en riesgo”, indicó el analista.

Una de las medidas que tomará el Banco de la República, según Juan David Ballén, estratega de la comisionista Casa de Bolsa, es que en la próxima reunión el Emisor dejará quieta la tasa de intervención en 4,50 por ciento, para así bajar los niveles de compra de dólares, los cuales los habían subido cuando se anunció el rebalanceo de JPMorgan.

Álvaro Lesmes
alvles@eltiempo.com