'Don Mario' tienta a niños ex 'paras' con una paga mensual de 800 mil pesos

EL TIEMPO hizo un recorrido para buscar a los menores que el jefe del bloque 'Élmer Cárdenas' y hermano de 'Don Mario', alias 'El Alemán', envió a sus casas sin pasar por el proceso de reinserción.

POR:
noviembre 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-23

Con 19 años, Camilo ya es un veterano de la guerra. Pero su vida de retiro no tiene nada de envidiable.

Siendo un niño de apenas 13 años se enroló con el bloque 'Élmer Cárdenas' de las Auc en compañía de un amigo igual de joven. Estuvo en las bregas del conflicto hasta los 17, cuando le dijeron, sin más ni más, que la guerra para ellos se había acabado.

Nunca lo llevaron al Bienestar Familiar y tampoco lo incluyeron en los listados oficiales de Reinserción. Es uno de los centenares de menores que fueron reclutados por los 'paras' y que , como lo reveló EL TIEMPO hace tres meses, fueron sacados de las filas por la puerta de atrás.

Por eso no recibe los 500 mil pesos de estipendio ni la asistencia sicosocial que sí tienen los 1.538 ex compañeros que entregaron armas en el 2006 al mando de Freddy Rendón Herrera, 'el Alemán'.

En su versión libre en Justicia y Paz el 25 de agosto pasado, Rendón admitió que en los diez años que estuvo al frente del 'Élmer' reclutó unos 300 menores. Muchos de ellos se hicieron hombres y se desmovilizaron. Pero a otros 149 que eran menores de 18 los mandó directamente para sus casas y ninguna autoridad le preguntó por ellos hasta ahora.

'El Alemán' dijo que unos días antes del desarme envió a Dayron Mendoza, 'Cocacolo', a que reuniera a todos los muchachos en el sitio El Sucio-Laureles, una vereda de Necoclí, y que un equipo de la Fundación Semillas de Urabá les hizo un taller como 'transición' hacia la vida civil.

EL TIEMPO estuvo en la zona y contactó a la Fundación para conocer qué sabía de esos muchachos que, sin ningún tipo de apoyo, son presa fácil de los nuevos grupos 'paras'. El de 'don Mario', hermano de 'El Alemán', ahora los tienta con una paga mensual de 800 mil pesos.

'Cocacolo', según varias fuentes, está preso por delitos posteriores a la desmovilización. De los talleristas mencionados por 'El Alemán', cinco prestan sus servicios en la Alcaldía, de Necoclí, uno es docente, otro se fue y hay una sicóloga que trabaja para la oficina de Reinserción.

Este medio logró contactar a cuatro de ellos. Dos negaron la versión y una se negó a hablar. El director de Semillas de Urabá confirmó que esa entidad sí hizo el taller, pero asegura que nunca hubo contactos posteriores.

"Se trataba de darles unas orientaciones pedagógicas sobre qué se iban a encontrar en la vida civil. A usted como profesional lo contratan y si cumplió su meta, (llega) hasta ahí", dijo.

15 días para olvidar la guerra

Camilo vive en el corregimiento Pueblo Nuevo. A plenas dos de la tarde de un miércoles de comienzos de octubre el muchacho descansaba en su casa, pues desde que le dieron la 'baja' del Élmer solo le resulta uno que otro trabajo desyerbando solares o cargando maíz.

El joven, que hace un año cumplió la mayoría de edad, confirma que en 15 días intentaron hacerles olvidar sus años en la guerra. Él habla de por lo menos 300 muchachos y no de los 149 que mencionó 'El Alemán'.

"Nos tenían sicólogos y médicos, porque la mayoría estábamos enfermos de paludismo y con los pies hinchados de tanto caminar. Yo tenía las piernas vueltas nada porque venía de más allá de Vigía del Fuerte", recuerda.

Los repartieron en grupos más pequeños e hicieron con ellos juegos y conferencias en las que les repetían hasta la saciedad que había que "sacar las cosas malas de la cabeza, que no podíamos ser malos de ahí pa'lante".

Pasadas las dos semanas, en una ceremonia con las familias, Camilo y sus compañeros entregaron el camuflado y el 'Alemán' los mandó con sus madres. A estas alturas, más de dos años después, no se han visto ni la casa ni la parcela que les prometieron, y ni siquiera tres de los seis meses de salario que les debían.

De sus amigos, salvo de uno que está en Medellín, no ha vuelto a saber nada. Pero cree que muchos están como él, esperando que alguien los ayude a recuperarse de los años que les robó la violencia.

Las cuentas se quedan cortas

Nadie sabe a ciencia cierta cuántos niños de Urabá estu- vieron en las Auc. Éver Velosa, alias 'HH', aceptó ese crimen, pero no dio cifras. 'El Alemán' habla de 300. Pero a juzgar por los relatos de la gente, los regis- tros se quedan cortos.

Una fuente dijo que a media- dos de 1996 presenció una para- da militar en el corregimiento Pueblo Bello, de Turbo, donde de 30 a 40 menores, que debieron ser la mayoría de los del caserío, juraron bandera con los 'paras'.

"Venían muchos muchachos de 15 y 16 años muy contentos con su fusil al hombro. Otros dejaron el arma a un lado mientras jugaban un partido de fútbol", dice. Esa historia se repitió muchas veces.

Un habitante asegura que reclutaban por la fuerza y que a los 'pela'os' tocaba esconderlos cuando iban cumpliendo los 12.

En un recorrido por varias zonas del país realizado a mediados de este año, EL TIEMPO encontró varios muchachos a los que los jefes 'paras' mandaron directamente para la casa, con uno o dos millones de pesos y con el compromiso de no hablar.

NÉSTOR ALONSO LÓPEZ
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
URABÁ

Siga bajando para encontrar más contenido