Dos nuevas minas doblarían producción legal de oro del pais

Los proyectos de las empresas Continental Gold y Red Eagle empezarían a construirse entre este año y el próximo. Ambos están en Antioquia y sumarían 8,8 millones de gramos de oro anuales.

Dos nuevas minas doblarían producción legal de oro del pais

Archivo Portafolio

Dos nuevas minas doblarían producción legal de oro del pais

Finanzas
POR:
junio 01 de 2015 - 11:48 a.m.
2015-06-01

La mala racha de los proyectos mineros de oro de mediana y gran escala en el país podría estar por acabarse.

Este año Santa Rosa, un proyecto minero de la empresa Red Eagle, recibió la licencia ambiental que les permite iniciar la etapa de financiación, para luego comenzar con la construcción de la infraestructura de la mina este mismo año, según el cronograma.

Por otro lado, la semana pasada se cumplió el plazo para que la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, Corantioquia, tomara una decisión con respecto a la solicitud de modificación de la licencia ambiental del proyecto Buriticá de Continental Gold.

Aunque la empresa aún no ha recibido notificación de la decisión de Corantioquia, en las próximas semanas esta se podría dar, con lo que se mantendría el plan original de empezar la construcción del proyecto el año próximo.

Las minas comenzarían operación entre 2016 y principios de 2018 (en el caso de Buriticá) y, según las estimaciones preliminares, podrían producir alrededor de 310.000 onzas de oro al año (8,8 millones de gramos).

Si, de acuerdo con los cálculos de la Asociación Colombiana de Minería, ACM, de los 57 millones de gramos de oro que se producen en el país, solo el 12 por ciento se extrae en operaciones formales, quiere decir que estos dos proyectos podrían duplicar la producción legal del metal precioso en Colombia.

Además, la producción total (contando el que se extrae ilegalmente) aumentaría 15 por ciento.

En el caso de Buriticá, se habla del primer proyecto minero a gran escala en construirse en el país en los últimos 20 años.

Por esto, ambos proyectos generan gran expectativa y podrían ser la punta de lanza del desarrollo de un gran distrito minero en el norte de Antioquia, donde se ubicarán ambas minas, y hay otros proyectos en evaluación.

‘PEQUEÑO’ GIGANTE 

De acuerdo con expertos en el sector, el proyecto de Red Eagle, ubicado en Santa Rosa de Osos (Antioquia), no podría catalogarse como de gran escala.

Las estimaciones preliminares indican que produciría cerca de 1,5 millones de gramos de oro (50.000 onzas) y tendría una vida de ocho años. Sin embargo, la empresa calcula que una vez construida será la mina de oro más grande de Colombia.

“Es un proyecto absolutamente nuevo y es el primero que surge como resultado de esa ola de inversión que llegó a Colombia (para exploración minera) entre el 2005 y el 2006. Pero lo más interesante es que va a ser un gran ejemplo de lo que es la minería bien hecha”, señala el experto en el sector e investigador de la Andi, Eduardo Chaparro.

La empresa estima una inversión de capital de 74 millones de dólares, para este proyecto.

PENDIENTES DE LICENCIA

“Si en las próximas dos a cuatro semanas recibimos respuestas sobre la licencia ambiental, podríamos empezar a producir en el 2018”, asegura el presidente ejecutivo de Continental Gold, León Teicher, en referencia al proyecto Buriticá.

El trámite lleva 18 meses, a principios de este año Corantioquia les pidió información adicional, y en marzo fue entregada por la compañía. Así que en los próximos días debería haber una decisión.

Este hace parte de los Proyectos Nacionales de Interés Estratégico, Pines, y su puesta en marcha traería consigo la producción de 260.000 onzas de oro al año (unos 7,3 millones de gramos).

Para poner en contexto, esta cifra es un poco más del doble de lo que produjo Mineros S.A. en Colombia el año pasado (tanto en sus operaciones de aluvión como en las subterráneas).

Teicher aclaró que en las próximas semanas la empresa culminará una actualización del tamaño de las reservas, por lo que podrían elevarse las expectativas. Hasta ahora, se calcula que la mina tendrá una vida útil de 20 años.

“Estos proyectos pueden desplazar la criminalidad (de la actividad minera) que se desarrolla de manera intensa, en la que todo el dinero se va para las Bacrim, para el narcotráfico; en cambio con la minería formal, bien hecha, los recursos se van a impuestos y regalías. Es plata que deja de ir a los ilegales y llega al Estado”, declaró Teicher.

OTRO LISTO EN FILA

Muy cerca de Buriticá y Santa Rosa de Osos, la minera AngloGold Ashanti (en sociedad con la minera B2Gold) planea construir una mina de oro a cielo abierto en el municipio de San Roque.

El proyecto se llama Gramalote y también hace parte de los Pines. Para él se estima una producción entre 350.000 y 450.000 onzas por año.

La licencia ambiental ya está en trámite, y en las cuentas de AngloGold debería entrar en operación en el 2020.

La empresa estima que en impuestos y regalías la mina aportaría 400 millones de dólares al país, calculando un precio del oro de 1.300 dólares por onza.

Nohora Celedón
nohcel@portafolio.co