Dudas por efectos prácticos de control a capitales para frenar revaluación, expresan ex ministros de Hacienda

Añaden que se trata de un simple "saludo a la bandera", teniendo en cuenta que la apreciación del peso está soportada más en fenómenos globales que en la situación de la economía actual.

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

El ex ministro Roberto Junguito señaló este jueves que ese tipo de medidas (freno al ingreso de capitales extranjeros) las toman los gobiernos como una estrategia para dar la sensación entre la opinión pública de que se está haciendo algo por solucionar una situación como la que afecta hoy a los exportadores, pero en realidad de poco sirve para solucionar la apreciación del peso.

Durante un foro convocado por la Asociación de Periodistas Económicos (APE), Junguito advirtió que "los controles cambiarios deben ser transitorios porque perjudican el desarrollo del mercado de capitales".

En su opinión, el recorte del gasto público debe ser una de las mayores prioridades de la política económica, y hasta el momento lo hecho por el Gobierno en esa materia es "bastante modesto".

Junguito defendió el modelo de una tasa de cambio flexible en Colombia, pues según estudios internacionales, los países con que lo tienen logran crecimientos económicos más altos que otros en donde existe control cambiario.

Por su parte, el ex ministro Guillermo Perry dijo que el control de capitales tiene muy poco efecto sobre la revaluación porque los flujos de dinero del exterior llegan a la economía por distintos canales, mientras sigan representando ganancias de tesorería muy importantes para las empresas multinacionales.

Advirtió que el país se enfrenta a serias vulnerabilidades económicas debido a la combinación de una tasa de cambio muy apreciada y al aumento de la inflación.

Señaló que una revaluación tan grande como la registrada en Colombia afecta a mediano y largo plazo (5 a 10 años) el crecimiento de la economía. Uno de los efectos más sensibles, dijo, es que la revaluación golpea la diversificación de las exportaciones.

En opinión de Perry, el Gobierno tiene una alta cuota de responsabilidad en la situación actual de la economía debido a que mantiene una política fiscal expansionista.

"La situación estructural de Colombia ha mejorado muy poco. El Gobierno no aprovechó la buena coyuntura económica para resolver los problemas estructurales", dijo Perry. Agregó que en el tema inflacionario, las negociaciones salariales del próximo año representan un riesgo y por eso recomienda acordar incrementos moderados, comenzando por los decretados por el Gobierno.

"Sí se han hecho esfuerzos", Zuluaga

El actual ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, quien también participó en el evento de ayer, respondió a las diferentes críticas de sus antecesores, diciendo, por ejemplo, que con respecto al recorte del gasto público, la administración actual ha hecho grandes esfuerzos, pese a que algunos opinen que es muy poco.

Agregó que mayores recortes a los aprobados serían "recesivos para la economía". Frente al tema de la revaluación, Zuluaga aceptó que la tasa de cambio ha estado por debajo de los niveles de equilibrio "y eso trae consecuencias perversas para muchos sectores de la economía".

Siga bajando para encontrar más contenido