Duplicar exportaciones no minero-energéticas tomaría 17 años

La Universidad también revela que, sin una estrategia exportadora, Colombia necesitará 28 años para duplicar las ventas de este sector en Estados Unidos.

Duplicar exportaciones no minero-energéticas tomaría 17 años

Archivo particular

Duplicar exportaciones no minero-energéticas tomaría 17 años

Finanzas
POR:
abril 14 de 2015 - 04:11 p.m.
2015-04-14

Cálculos del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec) de la Universidad del Rosario indican que al país le tomaría aproximadamente unos 17 años duplicar sus exportaciones no minero-energéticas, teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento promedio de los últimos 10 años, que ha sido del 4,2 %.

Lo que resulta aún más desafiante, según el Cepec, es el caso del mercado de los Estados Unidos, principal socio comercial de Colombia: la meta de duplicación de las exportaciones agrícolas e industriales -al ritmo promedio del 2,5 % durante la última década- le tomaría al país unos 28 años.

El informe Exportaciones no minero–energéticas de Colombia y sus departamentos 2005-2014, próximo a ser entregado, cuantificó los desafíos que Colombia enfrenta actualmente para compensar con otros productos de exportación la actual destorcida de precios internacionales en algunos productos minero energéticos, entre ellos el petróleo y el carbón.

Saúl Pineda Hoyos, director del Cepec de la Universidad del Rosario, señaló que “la coyuntura favorable de la tasa de cambio, en el marco de los TLC vigentes, representa una oportunidad propicia para  avanzar en el diseño de acciones concretas, como en las que viene trabajando el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, con el fin de enfrentar los obstáculos que hoy subsisten para cumplir con la meta de 21.000 millones de dólares en exportaciones de bienes agrícolas e industriales, que se ha trazado el Gobierno Nacional para el año 2018”.

La meta total del Gobierno sumando el sector de los servicios es del orden de los 30.000 millones de dólares en exportaciones diferentes a los combustibles y a la minería.

RESULTADOS AGREGADOS NACIONALES

El informe se concentra en las denominadas exportaciones no minero-energéticas, es decir, aquellas diferentes a carbón, ferroníquel, diamantes, esmeraldas, oro, petróleo y otros bienes minero-energéticos, las cuales concentraron, en promedio, el 40 % de las exportaciones nacionales en el período 2005-2014.  Según el reporte del Cepec, esta tendencia a la concentración se hizo más visible en el período 2011-2014, cuando las exportaciones minero energéticas representaron, en promedio, el 71 % de las ventas externas totales del país.

“Así que la estrategia de diversificación exportadora en la actual coyuntura ha pasado de urgente a inaplazable, mucho más si se considera el literal estancamiento de las exportaciones no minero-energéticas desde el año 2011, en medio de la lenta recuperación de la economía mundial”, enfatizó Saúl Pineda.

LAS PROPUESTAS

El Cepec enfatiza en la importancia de acelerar las decisiones para fortalecer la estrategia exportadora de bienes no minero-energéticos, para enfrentar los cuatro tipos de obstáculos identificados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo: las medidas no arancelarias gravosas, el desconocimiento de oportunidades comerciales, las barreras a una mayor productividad, y aquellas dificultades asociadas al ambiente de los negocios (infraestructura y costos de transacción).

Si se quisiera cumplir las metas en exportaciones de bienes agrícolas e industriales en el actual período de gobierno, habría que acelerar el crecimiento de estas ventas externas del 4,2 % anual a un 6,4 % anual en el periodo 2005-2018, un propósito que no parece imposible de cumplir, según el análisis.

Un sondeo empresarial del Cepec, que consultó sobre las demoras promedio y pérdida de oportunidades comerciales derivadas de obstáculos de procedimiento generados en Colombia en instituciones como la Dian, Antinarcóticos, ICA e Invima, reveló que “la superación de medidas no arancelarias que resultan gravosas para los empresarios podrían aportar una ganancia entre 1.000 y 1.500 millones de dólares adicionales en el flujo anual de las exportaciones no minero–energéticas”, dijo Saúl Pineda.

De igual manera, utilizando cálculos del BID, el reporte señala que un esfuerzo por reducir en un 10 % los costos de transporte nacional en el presente período presidencial, mediante una aceleración de la estrategia para mejorar la infraestructura vial y portuaria, podría aportar entre 800 y 1.200 millones de dólares anuales a las exportaciones no minero-energéticas.