Duro ajuste oficial a precios de medicinas

El Gobierno colombiano decidió congelar los precios de 100 medicamentos, en aproximadamente 900 presentaciones, y además comenzó a utilizar herramientas como la autorización para importar medicinas sin pedir permiso a las compañías farmacéuticas.

POR:
abril 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-30

En el exterior se consiguen iguales medicamentos, fabricados por las mismas casas farmacéuticas, a precios más bajos a los que se venden en el mercado nacional y que, por no estar en el Plan Obligatorio de Salud (POS), son recobrados por las EPS al Fosyga a valores que el Gobierno considera abusivos. Con las importaciones paralelas, como se llama esa figura y que comprende también dispositivos médicos, el Ministerio de la Protección Social busca, mediante la competencia en el mercado local, una reducción de precios que alivie las deterioradas finanzas del sistema de salud y que llevaron a la declaratoria de la fallida emergencia social. Hay preocupación, porque los laboratorios multinacionales saben que vienen medidas más fuertes, una de las cuales será anunciada hoy: a esos medicamentos, y sus presentaciones adicionales, se les establecerá un precio máximo de recobro tanto al Fosyga como a las tesorerías departamentales. La decisión del Ministerio de la Protección Social sobre importaciones paralelas y las de la Cnpm, de meter en libertad regulada es medicamentos y la que se avecina de fijarles precios máximos, son, como dicen los abogados, una confesión de parte: no se necesitaba la emergencia social para tomarlas, pues uno y otra gozan de facultades para adoptarlas por la legislación ordinaria. Medidas insuficientes Germán Holguín, coordinador de la Alianza Latinoamérica y el Caribe-Unión Europea por el acceso a los medicamentos, aplaudió la decisión sobre importaciones paralelas. Señaló, no obstante, que esto no es suficiente y demandó del Gobierno el uso pleno de los instru- mentos a su disposición para enfrentar los abusos en los precios de las me- dicinas, entre ellos el de las licencias obligatorias. ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido