E.U.: 40% no termina secundaria Los mayores porcentajes de deserción se registran en Carolina del Sur y en la Florida, según estudio.

E.U.: 40% no termina secundaria Los mayores porcentajes de deserción se registran en Carolina del Sur y en la Florida, según estudio.

POR:
octubre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-30

Washington . En unas 1.700 escuelas secundarias en Estados Unidos el 40 por ciento o más de los alumnos abandonan los estudios, lo que las convierte en lo que un investigador califica como ‘fábricas de desertores’. Más de una de cada 10 escuelas se ha ganado, a su juicio, esa dudosa distinción. “Si uno nace en un vecindario o una ciudad donde la única secundaria es aquella en la que la graduación no es la norma, ¿cómo puede hablarse entonces de oportunidades iguales para todos?”, se pregunta Bob Balfanz, el investigador de Johns Hopkins que acuñó el término. A nivel nacional, un 70 por ciento de los estudiantes en Estados Unidos se gradúa en el plazo regular. Para los alumnos hispanos y negros, la proporción se reduce aproximadamente a la mitad. Hay unas 1.700 secundarias regulares o vocacionales a las que le cabe esa descripción, según un análisis de datos del Departamento de Educación efectuado por Johns Hopkins para la Associated Press. Es un 12 por ciento del total, aproximadamente el mismo porcentaje que hace una década. Aunque algunos de los estudiantes que no se graduaron pasaron a otros establecimientos, la mayoría quedó sin completar sus estudios, dice Balfanz. Los datos revisan las clases de nivel superior durante tres años consecutivos para asegurarse de que problemas locales, como cierres de plantas, no sean causantes de las bajas tasas de estudios completados. La mayor concentración de ‘fábricas de desertores’ se da en ciudades grandes o zonas rurales de pobreza en el sur y el sudoeste. La mayoría tiene fuerte proporción de estudiantes de grupos minoritarios. Estas escuelas son más difíciles de mejorar debido a que sus alumnos encaran desafíos más allá de los académicos: la necesidad de trabajar además de estudiar, por ejemplo, o la necesidad de servicios sociales. Utah, que tiene bajas tasas de pobreza y menos minorías que la mayoría de los estados, es el único sin ninguna ‘fábrica de desertores’. Los mayores porcentajes pertenecen a Florida y Carolina del Sur. “Parte del problema que hemos tenido aquí es que vivimos en un Estado que cultural y tradicionalmente no ha valorado la educación secundaria”, dijo Jim Foster, un vocero del departamento de educación de Carolina del Sur. Observó que los residentes en ese estado antes podían conseguir buenos empleos en plantas textiles sin título de la secundaria, pero que esos empleos ya no existen. De otra parte, para el caso de América Latina, la deserción está estrechamente ligada a situaciones de vulnerabilidad. Muchos de los menores que abandonan sus estudios, pertenecen a hogares con bajos ingresos, y por lo general lo hacen para trabajar. AP

Siga bajando para encontrar más contenido