E.U.: estímulos no logran reanimar la economía

Bloomberg. El debate sobre si el programa de estímulo de 787.000 millones de dólares de Estados Unidos es lo bastante grande o ha sido diseñado eficazmente pasa por alto una pregunta de carácter más general, dicen algunos economistas: ¿puede medida fiscal alguna sacar a la economía de la recesión?

POR:
julio 18 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-18

Con la restricción persistente del crédito y las sombrías previsiones sobre la demanda del consumidor debido al aumento del desempleo y del ahorro personal, no habrá intervención estatal capaz de contener la pérdida de empleos y librar a Estados Unidos rápidamente de su recesión más profunda en medio siglo, dicen. “Muchas familias que quieren tomar prestado no pueden, y muchas que pueden no lo harán, porque deben ahorrar para el retiro como en épocas pasadas”, dijo Richard Clarida, asesor de estrategia mundial de Pacific Investment Management Co., la mayor gestora global de fondos de inversión de bonos. “Así, el efecto multiplicador de incluso un programa de estímulo bien diseñado probablemente sea muy modesto”. El plan de estímulo aprobado en febrero “se está ejecutando más o menos según lo previsto”, y aun así “no afectará a los problemas primarios de la economía, que son los valores menguantes de activos tales como hogares y acciones”, dijo Doug Holtz-Eakin, que fue director de la Oficina de Presupuestos del Congreso del 2003 al 2006 y es ahora director general de DHE Consulting LLC. Hasta la fecha, se han distribuido unos 60.000 millones de dólares en gastos y 43.000 millones en alivios tributarios, lo que representa un 13 por ciento del importe total del plan.RENTABILIDAD DE BONOS El lento ritmo de la recuperación ha hecho que las rentabilidades de los bonos caigan aún más, conforme los inversionistas buscan la seguridad de la deuda pública de Estados Unidos. Las rentabilidades de los pagarés a diez años han bajado 38 puntos básicos, o 0,38 puntos porcentuales, desde el 10 de junio. Las perspectivas de muchas compañías también se hallan enturbiadas. La rentabilidad del segundo trimestre de General Electric, el mayor fabricante mundial de maquinaria de generación eléctrica, probablemente cayó más del 50 por ciento, según el cálculo promedio de 13 analistas sondeados por Bloomberg. La mayoría de los beneficios del plan de estímulo no llegarán hasta el año próximo, dijo Jeffrey Immelt, jefe ejecutivo de la compañía, a los inversionistas el 19 de mayo. Los proponentes del estímulo dijeron que la situación económica y las perspectivas de una recuperación serían mucho más sombrías de no haberse dispuesto respuesta fiscal alguna. “Está funcionando, está funcionando manifiestamente”, dijo Jared Bernstein, asesor económico principal del vicepresidente Joseph Biden, cuyo despacho supervisa la puesta en práctica del programa. Si bien en estos momentos es improbable que haya un segundo programa de estímulo, los que abogan por tal medida dijeron que puede ser necesaria precisamente porque los efectos de la primera han sido tan modestos. EFECTO MULTIPLICADOR La combinación de un desempleo en aumento y unos consumidores ahorrativos “reduce sin duda el efecto multiplicador” de cada dólar que se gasta en el programa de estímulo, dijo Dean Baker, codirector del Centro de Investigaciones Económicas y de Política Pública, de Washington. “Eso sólo quiere decir que uno necesita más estímulo. En verdad no hay alternativa”. Funcionarios del Gobierno de Obama, como el secretario del Tesoro Timothy Geithner, dijeron que la medida necesita tiempo para dar resultados y piden paciencia. “El programa de estímulo se diseñó para que hiciera una contribución a lo largo de un periodo de dos años, y el mayor efecto en las inversiones vendrá en la segunda mitad de este año”, dijo Geithner el jueves en una charla por Internet con el periódico Les Echos, en París. Martin Feldstein, profesor de Economía en la Universidad de Harvard y ex director de la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas, dijo que es posible que el estímulo dé un impulso de corto plazo que se disipará rápidamente en el próximo trimestre. 9,5% es la tasa de desempleo en E.U. y la Reserva Federal prevé que superará el 10 por ciento este año. 1,5 millones de propietarios de vivienda recibieron avisos de desahucio por falta de pago en el primer semestre. Casa Blanca habla de haber superado el abismo Para Washington es muy temprano para pensar en otra ronda de estímulos fiscales. Según el secretario del Tesoro Timothy Geithner, “no creo que estemos en posición aún para decidir eso”. Por ahora, la medida inicial ha surtido poco efecto. El patrimonio neto de las familias ha caído casi un 22 por ciento, en casi 14 billones de dólares, desde el 2007, al nivel más bajo en cinco años. Los precios de las casas han caído más de un 32 por ciento desde su apogeo en el 2006, según el índice nacional S&P/Case-Shiller, mientras el índice Standard & Poor’s de 500 acciones está un 40 por ciento por debajo de su nivel de octubre del 2007. La crisis les recordó a los estadounidenses que el valor de los hogares puede caer igual que subir y que los mercados alcistas no duran para siempre, por lo que los consumidores están guardando una porción mucho mayor de sus ingresos. Las estadísticas oficiales mostraron que la tasa de ahorro de las familias subió a un 6,9 por ciento en mayo, desde cero en abril del 2008, siendo la más alta en casi 16 años. Sin embargo, ayer el Gobierno salió a defender el paquete de estímulo, al decir que la economía de Estados Unidos estuvo al borde del abismo a principios de año, pero ha logrado progresos sustanciales que han dejado atrás lo peor, según el principal asesor económico de la Casa Blanca, Lawrence Summers. El economista, que hizo un balance de los primeros seis meses del mandato de Obama en un discurso en el Instituto Peterson de Economía Internacional, apuntó como pruebas de optimismo la mejora en las expectativas de los empresarios y la caída de las primas de riesgo, aunque reconoció lo alto de las cifras de desempleo. También desestimó las preocupaciones acerca de las presiones inflacionarias. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido