En E.U. piden restringir al máximo la aprobación de visas de trabajo

En momentos en que se espera que al finalizar el año nueve millones de estadounidenses estén buscando empleo, se plantean reformas legislativas que frenen la expedición de más visas de trabajo para los extranjeros.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Los expertos dicen que el otorgamiento de las denominadas visas H2B, requeridas para conseguir empleo y que facilitan la entrada de trabajadores en especialidades que no se encuentran en el mercado local, han aumentado de un promedio anual de 10.000 a 130.000. Tal pronunciamiento formulado ante el Comité Judicial del Congreso, por representantes del Instituto de Política Económica (EPI) contrasta con la petición de otros sectores de la industria privada, que están solicitando la ampliación de ese tipo de visas para poder atender las necesidades de recurso humano especializado. Un ejemplo es el del sector petrolero, que ha señalado que no tendrá cómo atender diferentes actividades en los próximos años, pues calcula faltantes de personal entre un 30 y un 40 por ciento. Ross Eisenbrey, experta de EPI, sostiene por el contrario, que en épocas de recesión y de fuerte pérdida del poder adquisitivo de los salarios, lo que se requiere es de políticas que protejan el trabajo para los residentes de este país, antes que ofrecerlo a los extranjeros. Es necesario que las agencias de empleos e inmigración del gobierno, no autoricen más visas, sin que previamente se hayan ofrecido las vacantes en otras ciudades y estados vecinos donde se presenta el déficit, para dar la primera oportunidad a los locales. Fuera de ello - señaló- cuando llega el trabajador invitado, éste generalmente es peor pagado que otros de su nivel y fuera de eso no tiene derecho a sindicalizarse ni a exigir sus derechos. Se ha encontrado que muchos de ellos apenas ganaban tres dólares la hora, cuando el salario mínimo oficial era de 5,15 dólares la hora. Cuando hay escasez temporal o estacional, lo que los empleadores deben hacer es ofrecer salarios más atractivos y darle oportunidad a la gente a que se entrene para la nueva labor, antes que estar ofreciendo pasajes y otras bonificaciones a personas de otros continentes. El tema de las visas, se suma así a la fuerte corriente que conforman quienes proponen una reestructuración de la política comercial de Estados Unidos, en función de la protección del empleo, dado que las crecientes importaciones de bienes están ocasionando más pérdida de puestos de trabajo, que los que se generan en el sector exportador. 3,0dólares la hora es el pago que reciben algunos inmigrantes ilegales en los Estados Unidos, cuando el salario mínimo de ese país es de 5,15 dólares la hora. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido