E.U. quita subsidios a productores de algodón

El gobierno estadounidense anunció ayer haber eliminado un programa de subvenciones a los productores de algodón, que podía costarle miles de millones de dólares en multas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), luego de una demanda de Brasil.

POR:
agosto 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-03

El retiro del programa de ayuda entró en vigor el martes, pasado luego de ser eliminado por una nueva ley de comercio firmada en febrero por el presidente George W. Bush. La anulación de las subvenciones se produce luego de una decisión de la OMC de marzo del 2005, ante una demanda de Brasil, señalando que el programa daba a los exportadores estadounidenses una ventaja indebida en el mercado mundial. “La abolición demuestra el firme compromiso de Estados Unidos en el cumplimiento de sus obligaciones hacia la OMC y refleja el apoyo estadounidense a ese sistema comercial basado en normas precisas”, indicó Susan Schwab, representante de Comercio estadounidense, citada en un comunicado. Brasil había alcanzado un acuerdo con Estados Unidos para permitirle ponerse en conformidad con la decisión de la OMC, pero conservaba el derecho de solicitar autorización a ese organismo internacional para imponer medidas de sanción de varios miles de millones de dólares, en caso de no cumplimiento del veredicto de la organización comercial. Luego del fracaso el mes pasado de las negociaciones sobre la liberalización del comercio mundial, los países africanos por su parte, amenazaron con presentar una demanda a su vez contra las subvenciones estadounidenses a los productores de algodón. Al tiempo que se producía esa decisión, las grandes asociaciones de agricultores, industriales y empresarios de servicios de Estados Unidos comenzaron una campaña reclamando la prórroga más allá de junio del 2007 de la autorización al presidente George W. Bush para negociar acuerdos comerciales. En un comunicado conjunto, la American Farm Bureau Association (Afbf), la federación de industriales NAM y la de servicios CSI, que afirman representar el 96 por ciento de las exportaciones estadounidenses, se pronunciaron en favor de la prórroga del derecho acordado al Presidente para firmar acuerdos que no pueden ser enmendados por el Congreso estadounidense. La autorización de Trade Promotion Authority (TPA) expira a fines de junio del 2007. “Sin la TPA, será casi imposible obtener el visto bueno del Congreso para importantes acuerdos de apertura de mercados”, dijo John Engler, presidente de la federación de industriales. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido