E.U. y Suiza alcanzan un acuerdo tributario en caso UBS sobre clientes sospechos de evasión de impuestos

Stuart Gibson, abogado de la división tributaria del Departamento de Justicia de E.U., advirtió que aún quedan otros asuntos que "tienen que ser resueltos".

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

"Nosotros esperamos que esto pueda ser resuelto durante la próxima semana", notificó al juez Alan Gold en una conferencia telefónica, sin suministrar detalles.    

Gold, juez federal de Miami, preguntó a Gibson y a Eugene Stearns, abogado del UBS, si querían que el juicio, previsto inicialmente para el 3 de agosto, fuera aplazado.    

"Ustedes quieren que sea el 10 de agosto?. Porque por alguna razón esto todavía no está resuelto", expresó el magistrado.    

El juez programó también otra conferencia telefónica para el próximo 7 de agosto donde es posible que las partes anuncien que han resuelto todos los temas pendientes para un acuerdo extrajudicial.    

El juicio se había fijado primero para el pasado 13 de julio y luego se aplazó hasta el 3 de agosto, mientras Estados Unidos y el banco intentan alcanzar un acuerdo para revelar la información de las cuentas bancarias de 52.000 clientes que se sospechan las mantienen en paraísos fiscales para eludir el pago tributario.    

La industria bancaria internacional sigue con atención el caso porque podría afectar al llamado secreto bancario.    

El Gobierno suizo ha informado de que si el banco suministra esa información violaría el secreto bancario que está protegido en su legislación.    

UBS ya ha suministrado los nombres de unos 250 clientes con cuentas secretas "off shore" como parte de un acuerdo para evitar un juicio por el papel desempeñado por el banco en ayudar a ciudadanos estadounidenses a eludir el pago de impuestos, según un documento judicial.    

El banco también pagó 780 millones de dólares en multas como parte de ese acuerdo en febrero pasado.    

La actual disputa se centra en la entrega adicional de los nombres de clientes.    

Por este caso tres clientes estadounidenses del UBS se han declarado culpables de presentar falsas declaraciones de impuestos: un contador de Boca Ratón, un vendedor de yates de Miami, y el propietario de una corporación de Nueva York que representaba a dos fabricantes de juguetes en China y Hong Kong.    

Los estadounidenses que poseen o tienen participación en cuentas en otro país con activos que exceden los 10.000 dólares, se les exige que revelen la existencia de las mismas como parte de su declaración de impuestos.

Siga bajando para encontrar más contenido