‘Ecaes no es el indicador más clave’

Directivos de algunas de las universidades del país coinciden en que aún falta mucho por hacer en lo que tiene que ver con mejoras a la educación. Sin embargo, son conscientes de que la labor que las instituciones vienen desarrollando puede conducir a que el sistema produzca buenos resultados representados en el coeficiente intelectual y en la calidad de los profesionales que llegan hoy en día a las empresas.

POR:
marzo 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-27

Sumado a esto, hace algunos días fueron conocidos los resultados del Examen de Calidad de la Educación Superior (Ecaes), el cual es considerado como un instrumento dispuesto por el Gobierno para evaluar la calidad del servicio educativo en el país, y algunas instituciones han expresado su preocupación frente a la pregunta de ¿qué tanto la prueba está representando la calidad y competencia que tienen los estudiantes próximos a desempeñarse como profesionales en las diferentes empresas? Asimismo, expertos en la educación colombiana coinciden en que una buena universidad depende de investigación, recursos de apoyo, pertinencia y vínculo de la institución; y con respecto al Ecaes aseguran que no puede ser tomado como un único indicador de medición de la calidad educativa pues, según ellos, “hay otros que están ligados con el posicionamiento y reconocimiento de los egresados en las empresas”. “La educación no puede ser vista tan matemáticamente, porque supone muchas cosas simultáneamente ya que, si pretendemos darle tanta exactitud, creo que nos equivocamos y hay que mirar si se tiene una buena o no tan buena pedagogía”, dice José Manuel Restrepo, rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa). Según él, la prueba que se hace a los futuros profesionales es un indicador que se puede perfeccionar. “Me parece que está muy concentrado en evaluar conocimientos y no la capacidad de aplicar esos conocimientos en el mundo real o en el sector productivo”, afirma. ‘MÁS OPCIONES PARA EVALUAR LA EDUCACIÓN’ En torno a la utilidad del Ecaes y de la interpretación de los resultados finales, directivos de instituciones de educación superior hablaron con PORTAFOLIO y expresaron su posición con respecto a las oportunidades de mejora que tiene la prueba de Estado. “Yo estoy de acuerdo con el examen y con el aporte del mismo para que los directivos tomemos decisiones para mejorar nuestros programas. Con lo que no estoy de acuerdo es con los listados que jerarquizan porque generan exclusión, es decir, dentro de la evaluación entonces se muestran los diez primeros y el resto no está”, afirmó Alejandro Cheyne, rector de la Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá (Uniempresarial). Para el directivo, la prueba es manejada como una forma de generar estrés en los estudiantes y no como una evaluación pertinente, sin generar tensión alguna. Otras formas de medir el proceso educativo De acuerdo con José Manuel Restrepo, del Cesa, si las universidades tienen menos recursos disponibles para el proceso de formación, los resultados tienden a ser más bajos. Pero en la medida en que se reduzcan hay menos posibilidades de mejorar la calidad. Según él, existen otros indicadores que no son medidos a través del Ecaes y son de gran importancia para el desempeño profesional: * Acreditación del programa. * Acreditaciones internacionales. * Evaluación de los resultados de aprendizaje. * Salarios promedios de los egresados de la institución. * Tasas de empleo de los egresados de ese programa. * Porcentaje de egresados y, en el caso de los estudiantes de administración, el tiempo en el cual crean empresa. * Producción académica de la institución. * Integración de la universidad con el sector productivo de cada programa. * Calidad de los profesores. * Calidad de la institución para generar conocimiento y compartirlo. ¿La U. forma buenos seres humanos? Para el rector de Uniempresarial, una de las fallas que tiene el examen es que no tiene en cuenta la posición de los empresarios y las necesidades que tienen las compañías a la hora de contratar profesionales. “Los exámenes son un instrumento de contratación, pero no es suficiente. Los empresarios no han sido invitados a ser parte activa de la elaboración de las preguntas, de la definición de competencias. Además, la prueba tiene una orientación académica y no profesional”, afirma. Una de las posibilidades que plantea el directivo es que el examen mida el proceso que se viene desarrollando durante toda la carrera. En el caso de Uniempresarial, desde el primer semestre los estudiantes tienen un 50 por ciento de teoría dentro del aula y el otro 50 por ciento se lleva a cabo en las empresas con las que tiene convenio la institución. “Hay muchas posibilidades de medir el impacto, por ejemplo, establecer después de un proceso de formación los tangibles, es decir, la habilidad que tienen los estudiantes de hacer determinada tarea. Asimismo, es necesario medir los intangibles, es decir, qué tan buen ser humano está formando la universidad, índice que en el examen no se puede determinar con exactitud”, afirma Cheyne. "El Ecaes genera un alto grado de presión para estudiantes y profesores. Una evaluación es pertinente cuando el estudiante no se da cuenta de ella”.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido