La economía en ascenso fortalece al sector empresarial

Si bien el balance del 2013 resulta positivo para las compañías, es necesario avanzar en cuatro factores: educación, funcionamiento institucional, innovación e infraestructura.

El patrimonio de las 1.001 empresas creció un 10,7% en el 2013.

Archivo Portafolio.

El patrimonio de las 1.001 empresas creció un 10,7% en el 2013.

POR:
mayo 15 de 2014 - 07:19 p.m.
2014-05-15

Colombia no ha sido ajena a la recuperación de la economía internacional, registrando en el 2013 un crecimiento del 4,3%, que si bien estuvo por debajo de la meta fijada por el Gobierno, fue superior al presentado por países como Chile, Brasil y México, aunque inferior al de Perú.

Este crecimiento se reflejó, aunque de manera tímida, en la dinámica de creación de sociedades en 2013, que presentaron un crecimiento del 1,9%, llegando a 63.613. Con todo, el buen comportamiento de la economía y las positivas perspectivas para este año llevaron a que en el primer trimestre de 2014, el comportamiento de la actividad empresarial en Colombia haya sido favorable, con una variación del 27% con respecto al 2013 en la creación de sociedades.

Las 1.001 empresas más grandes de Colombia, que han entregado sus resultados a las Superintendencia de Sociedades (no se incluye información de otras Superintendencias como la Financiera y la de Salud), clasificadas por ingresos operacionales, obtuvieron una utilidad neta en 2013 de $42,8 billones, un 7,4% inferior al del 2012 principalmente por cuenta de las menores ganancias percibidas por la empresa más grande del país, Ecopetrol, en un entorno de mayor tributación por cuenta de la reforma tributaria, mayor competencia de las importaciones y una producción industrial que se mantuvo en terreno negativo.

Por su parte, las ventas o ingresos operacionales, se situaron en el 2013 en $486,1 billones, monto superior en 8,1% frente al valor registrado en el año 2012. Los activos totales ascendieron a la no despreciable suma de $753 billones, con una variación positiva del 11,4%.

Es de resaltar, de otro lado, que el patrimonio de las 1.001 empresas creció un 10,7% al pasar de $412,4 billones en el 2012 a $456,7 billones en el 2013, lo que constituye un importante signo del fortalecimiento alcanzado por las grandes empresas en el último año, de cara a los procesos de integración e internacionalización en marcha.

ECOPETROL, LA EMPRESA LÍDER

Servicios para mejorar la calidad de vida de los colombianos, como la generación de energía, el transporte aéreo y las comunicaciones, productos para aumentar el espacio público a través de obras civiles y disminuir el déficit de vivienda, y para mejorar la nutrición a través de alimentos y bebidas de calidad, expresan lo mejor del empresariado nacional, que debe convertirse en orgullo de una sociedad que no aprecia suficientemente a nuestros emprendedores ni asimila su accionar al bienestar colectivo.

Ecopetrol continúa liderando la clasificación empresarial en Colombia. A diciembre del año anterior, los ingresos operacionales de esta compañía ascendieron a $70,4 billones, cifra superior en un 2,3% en relación con el 2012. Por su parte, la utilidad neta registró un comportamiento negativo del 11,3% pasando de $14,7 billones en 2012 a $13,1 billones en 2013, si bien representa el 31,5% de las ganancias generadas en conjunto por las 1.001 empresas de la investigación.

El segundo, tercero y cuarto lugar en la clasificación corresponden en su orden a EPM, Organización Terpel y Grupo Éxito, con ingresos operacionales de $12,9 billones (crecimiento de 3,9%), $12 billones (14,3%) y 10,6 billones (4,6%) respectivamente.

El quinto lugar corresponde a Avianca, compañía que obtuvo ingresos operacionales de $8,6 billones (crecimiento de 12.2%) y una utilidad neta de $465 mil millones, un incremento del 575,9% con respecto al periodo anterior, resultado consistente con el incremento de 19% en el transporte de pasajeros que registró Colombia en 2013.

Los puestos sexto y noveno lo ocupan Pacific Rubiales y Exxon Mobil, compañías dedicadas también a las actividades de hidrocarburos y servicios petroleros, que obtuvieron ingresos operacionales del orden de $8,4 billones (crecimiento de 23,3%) y $6 billones (-0,1%), respectivamente.

Claro y el Grupo Argos, séptimo y octavo de la clasificación, registraron ingresos operacionales de $8,3 billones (crecimiento de 8,1%) y $7,6 billones (14,2%).

Cerrando el grupo de las primeras 10 empresas se encuentra Nutresa, compañía del sector alimentos y bebidas, que tuvo ingresos operacionales en 2013 de $5,8 billones (crecimiento de 11,2%).

EL ENTORNO MUNDIAL
La firma de tratados de libre comercio con economías más sofisticadas y de alto grado de desarrollo y el ingreso a la OCDE imponen que los empresarios colombianos se transformen para resultar ganadores en este nuevo entorno comercial. Se requiere también avanzar en una serie de aspectos para favorecer la creación y consolidación empresarial, sobre todo de las pymes, que en nuestro país son el 99% las empresas formales.

Para ellos además de articular mejor el Sistema Nacional de Competitividad e Innovación con las regiones, es fundamental avanzar en los cuatro factores críticos en la competitividad de Colombia: Educación, funcionamiento institucional, innovación e infraestructura.

El valor que se le otorga a la educación debe ser una de las prioridades puesto que de ella depende el ingreso de los ciudadanos al sistema económico; en funcionamiento Institucional es necesario continuar con la articulación de las políticas público – privadas de apoyo y el acceso a la financiación, punto que ha obtenido una importante respuesta con la entrada en operación del sistema de Garantías Mobiliarias; es impostergable, asimismo, definir una política en el tema de innovación que permita que la investigación sea aplicada al sector productivo más que investigación básica; y en el tema de infraestructura se requiere avanzar eficiencia logística y normativa que permitan agilizar el comercio exterior.

Colombia ha logrado gracias al tesón empresarial desarrollar las regiones y sostener la democracia y a las instituciones públicas con sus contribuciones fiscales y el ejercicio cada vez más creciente de actividades de responsabilidad social y de valor compartido para disminuir la inequidad y la pobreza. Son las evidencias que resultan de este magistral esfuerzo de análisis que debe servir no solo como carta de navegación, sino de ejemplo digno de acompañar con buenas decisiones públicas.

 

Julián Domínguez Rivera,
Presidente de Confecámaras

 

Siga bajando para encontrar más contenido