Economía de China creció 7,9% entre enero y junio y revive esperanzas mundiales sobre el final de la crisis

Volvió a repuntar, luego de un corto periodo de desaceleración, que de todas maneras la mantenía como la más dinámica del mundo.

POR:
julio 16 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-16

El crecimiento chino se orienta ahora hacia el umbral del 8 por ciento establecido por el Gobierno como meta para este año.

Después de un tercer trimestre de 2008 en el que creció a un ritmo del 9 por ciento, el aumento del PIB se desaceleró fuertemente en el último trimestre del pasado año (6,8 por ciento) y siguió haciéndolo en el primero de 2009 (6,1 por ciento).

Dicho umbral es según los analistas indispensable para mantener el nivel de empleo en el país más poblado del mundo, con 1.300 millones de habitantes.

"Este crecimiento del segundo trimestre supera las expectativas del mercado", comentó Lu Zhengwei, un economista de Industrial Bank.

En el conjunto del primer semestre el crecimiento interanual fue de 7,1 por ciento. Para el mismo periodo de 2008 había sido de 10,4 por ciento.

El portavoz de la oficina de estadísticas recordó sin embargo los desafíos que sigue enfrentando la economía china, en la presentación de las estadísticas económicas del primer semestre a los medios de comunicación.

Plan Efectivo

"Existen numerosas dificultades y desafíos a los que se enfrenta la economía. La base para la reactivación sigue siendo débil, el ritmo para la reactivación inestable, el modelo desequilibrado, y por lo tanto sigue habiendo factores volátiles", advirtió Li Xiaochao.

Sin embargo, también se autofelicitó por los buenos resultados obtenidos gracias al plan de reactivación", considerando que la recuperación (económica) se refuerza.

En el primer semestre, las exportaciones se redujeron un 21,8 por ciento interanual, y las importaciones un 25,4 por ciento.

Plan de ayuda

De otro lado, para capear los problemas, el gobierno se esforzó en estimular el mercado interno, incentivando el consumo y las inversiones.

El pasado noviembre anunció un gigantesco plan de reactivación de 4 billones de yuanes (580.000 millones de dólares) en dos años, de los que debe aportar un 30 por ciento. A ello sumó una política monetaria flexible, que desde comienzos de año ha hecho aumentar fuertemente la concesión de créditos.

Del lado del consumo, las ventas al por menor tuvieron un buen desempeño, incrementándose un 15 por ciento interanual en el primer semestre.

De la misma manera, las inversiones en capital fijo en las zonas urbanas de China, en incremento constante desde comienzos de año, aumentaron un 33,6 por ciento interanual en el primer semestre, contra 26,8 por ciento en el primer semestre de 2008, anunció ayer la Oficina Nacional de Estadísticas.

La producción industrial china progresó de 9,1 por ciento interanual en el segundo trimestre, luego de 5,1 por ciento en el primero, registrando una progresión semestral de 7 por ciento, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas.

En junio, esta producción creció de 10,7 por ciento interanual, confirmando las señales de una recuperación de la economía china.

"China ha cantado victoria en la revitalización de la economía", destacó Sherman Chan, de Moodys Economy.com. "Pero la batalla está lejos de haber terminado, porque la economía mundial todavía tiene que mostrar señales sólidas de recuperación", añadió.

"Aunque las inversiones privadas se hayan acelerado, el crecimiento sigue dependiendo de las políticas expansionistas del gobierno", dijo LuZhengwei.

"Además, no hay ningún indicio de que el comercio mejore este año", agregó.

Geithner aprecia mejora en E.U.

El sistema financiero de E.U. está mostrando signos de recuperación y las medidas de estímulo surtirán todo su efecto en este segundo semestre, por lo que es prematuro hablar de un nuevo plan, aseguró el jueves el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

"No pienso que estemos ya en situación de estudiar un segundo plan de estímulo, tras el plan aprobado en febrero por 787.000 millo- nes de dólares", dijo Geithner.

El secretario del Tesoro estimó que el dólar seguirá siendo la principal moneda de reserva internacional, en un momento en que China y Rusia, e incluso Francia, ponen en tela de juicio la hegemonía del billete verde.

Siga bajando para encontrar más contenido