Economía china también entra en desaceleración

Desde hace dos décadas ninguna economía en el mundo viene registrando tasas de crecimiento como las de China, pero este año, por primera vez y presionada por la crisis financiera mundial, la inflación, las altas tasas de interés y las catástrofes naturales, el gigante asiático verá cómo su Producto Interno Bruto, PIB, se moderará y entrará en un período de desaceleración.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Claro que esa moderación significa, en el caso chino, que el crecimiento estará en torno al 9 por ciento, por lo menos para este año, una cifra que cualquier país anhela y que además, dado su tamaño, impedirá que la economía mundial en su conjunto presente una desaceleración más fuerte. La economía china, de moda en los últimos años por los grandes volúmenes de mercancías que exporta, pero que también consume, está llena de superlativos: es la sede de los Juegos Olímpicos que se inician en 10 días, tiene 1.300 millones de habitantes y representa el 20 por ciento del total mundial. También es el mayor consumidor de cereales, carne, carbón y acero, y después de Estados Unidos, es el principal consumidor de petróleo con 8 millones de barriles diarios. En China existen 600 millones de teléfonos celulares activados, (todavía no llega a la mitad de la población) y consume el 13 por ciento de la energía mundial. Esos datos, complementados entre otros con 18.000 kilómetros de costas, 1,2 millones de kilómetros en carreteras y 100 ciudades con más de un millón de habitantes, hacen pensar que el gigante asiático tiene todavía mucho para continuar creciendo y convertirse en unos 20 años en una de las dos grandes potencias mundiales. NO FALTAN LOS PEROS Sin embargo, y a pesar de haber registrado notable crecimiento, China todavía registra problemas propios de los países del tercer mundo como altos niveles de pobreza, especialmente en las zonas rurales, donde ese fenómeno llega al 60 por ciento. Igualmente, según el instituto Earth Policy, con sede en Washington, China con ingresos per cápita anuales de 5.300 dólares, una séptima parte de los 38.000 dólares en E.U., tiene un largo camino por delante antes de alcanzar el consumo per cápita que se registra en la primera economía mundial. Pero mientras el país le busca fórmulas para consolidar el desarrollo, también trata de enfriar el crecimiento, que lleva un ritmo acelerado por encima del 10 por ciento. Tanto el presidente Hu Jintao como el primer ministro, Wen Jiabao, han expresado la necesidad de contener el auge del crédito, para prevenir un recalentamiento económico y seguir generando empleo. Por eso es que en los últimos meses China ha aumentado en seis oportunidades las tasas de interés, primero como medida de bajarle ritmo a la economía, pero también para contener los brotes inflacionarios, que en el caso de este gigante asiático, ha llevado el costo de vida en los primeros cinco meses del año al 8 por ciento, aunque analistas consideran que la posible liberalización de los precios del combustible, que el Gobierno mantiene artificialmente bajos, podría revertir en una nueva subida. En ese país, los precios de los alimentos, que representan un tercio de las canasta de consumo, subieron un 19,9 por ciento en mayo con respecto al año anterior, comparado con un aumento del 22,1 por ciento registrado en abril. Si bien la inflación es un hecho que se está dando a nivel mundial y al que no escapa ni China, otros factores como la crisis financiera internacional, los altos precios del petróleo y hasta los terremotos e inundaciones podrían tener un efecto sobre la economía. DATOS OLÍMPICOS - La Villa Olímpica alojará a más de 16.000 atletas. - Las 6,8 millones de boletas de entradas ya fueron vendidas. - El COI se propone realizar 4.500 controles antidopaje. - El valor de la boleta para la ceremonia de apertura tiene con un costo de 645 dólares. - El acceso a cada competencia tiene un valor de 12,90 dólares. - Pekín ordenó parquear más de un millón de autos para bajar la contaminación. - Un laboratorio aclarará dudas sobre atletas sospechosas de ser hombres. - Al menos 33 atletas nacidos en el extranjero vestirán uniformes de Estados Unidos. Cifras positivas empiezan a ceder Sherman Chan, economista para la región Asia-Pacífico de la agencia calificadora Moody’s, consultado por PORTAFOLIO, consideró que una locomotora a todo vapor, como la economía china, que lleva dos décadas de continuo crecimiento, en algún momento tenía que comenzar a desacelerarse y el 2008 será el año en el que esto suceda. Por su parte, el analista Jen Shi, del Stanford Group Company en Estados Unidos, asegura que, aunque la tendencia de crecimiento de ese país se va a mantener alto, será de un solo dígito en la próxima década, respecto a los dos dígitos como creció en los años inmediatamente anteriores. No obstante, el propio Gobierno chino ha considerado que la cosas no andarán tan bien como hasta ahora en materia de crecimiento. En días pasados el subdirector del Buró Nacional de Estadísticas de China, Xu Xianchun dijo que el año 2007 fue probablemente el punto máximo de la actual curva de crecimiento económico chino, y la tasa de crecimiento bajará gradualmente a partir de este año. La economía de China creció a una tasa por encima del 10 por ciento durante los últimos cinco años desde 2003, con un promedio anual de crecimiento del 12,4 por ciento. Xu agregó que la desaceleración empezará a notarse seguramente tras el punto máximo alcanzado en la curva de crecimiento el año pasado. Según un informe elaborado por el Banco Asiático de Desarrollo, el crecimiento económico chino será del 9,9 por ciento este año y un 9,7 por ciento en 2009. El anterior informe del banco asiático, publicado en abril, predijo que China crecería al 10 por ciento este año y al 9,8 el próximo. Así, como lo señalaron a PORTAFOLIO los economistas de Moody’s y Stanford Group Company, definitivamente la inflación es el lunar que por primera vez afronta China en más de una década, y aunque para combatirla se están aplicando alzas de los intereses, esto afectará al mercado de vivienda que ha disminuido considerablemente este año, tanto para los compradores como para los constructores. El fenómeno, que es mundial, comienza a preocupar no solamente a las autoridades de ese país, sino a las potencias económicas del mundo. 9,8 por ciento es el pronóstico de los exper- tos sobre el crecimiento de la economía China, durante el presente año. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido